La crisis del coronavirus

El Gobierno de Aragón aprueba restricciones en Huesca y Zaragoza

Las nuevas limitaciones buscan evitar el aumento de casos por las posibles celebraciones de las fiestas del Pilar

Varios ciudadanos tomando café en una terraza en la plaza del Pilar.
Varios ciudadanos tomando café en una terraza en la plaza del Pilar.Javier Cebollada / EFE

Zaragoza tendrá desde el próximo jueves nuevas restricciones para evitar un incremento de contagios ante las posibles celebraciones y encuentros sociales por las fiestas patronales de la ciudad, que se celebran en torno al 12 de octubre, día del Pilar. Las restricciones se aplicarán al menos hasta el jueves de la semana que viene. Del mismo modo, y ante el incremento de los positivos notificados en las últimas semanas, la ciudad de Huesca tendrá también nuevas limitaciones, sin confinamiento perimetral, durante una semana. La capital oscense ha alcanzado una tasa de 700 casos por 100.000 habitantes. El Ministerio de Sanidad considera que el umbral para establecer medidas más estrictas está en los 500 por cada 100.000 habitantes.

La Dirección General de Salud Pública emitirá una orden, que se publicará los próximos días en el Boletín Oficial de Aragón. Según ha especificado este lunes la consejería, el aforo de los bares y sitios cerrados se reducirá al 50%, pero se permite ampliar al 75% el de las terrazas. Las reuniones familiares no podrán reunir a más de 10 personas y se establecerá un dispositivo especial para controlar los botellones. Se permitirá mantener el 75% en los espectáculos y actividades culturales que cuenten con butacas preasignadas. Los detalles, no obstante, se plasmarán en la citada orden. El Gobierno que preside el socialista Javier Lambán ha explicado en un comunicado que la decisión se enmarca “en el principio de prudencia, dado que los datos epidemiológicos de la capital aragonesa reflejan una incidencia de entre 200 y 300 casos por 100.000 habitantes estable en las últimas semanas”. La Consejería de Sanidad ha explicado que con estas medidas “se pretende tanto preservar el sistema sanitario como prevenir un futuro confinamiento de la ciudad en semanas posteriores”.

La decisión llega después de que el municipio de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) tuviera que ser confinado perimetralmente hace un mes tras la celebración de lo que se llamaron las “no fiestas”. Una semana en la que se suspendieron los actos públicos, pero aun así se pasó de 20 a 146 infecciones en solo siete días. Esta semana se levantará el confinamiento de esta localidad. Hace unos días, Lambán confiaba en que la ciudadanía hubiese aprendido de ese ejemplo y no se produjeran nuevos rebrotes tras la semana de las fiestas del Pilar. El alcalde, Jorge Azcón, se ha sumado a estas peticiones en repetidas ocasiones para insistir a la población en que mantenga el distanciamiento social.

Aragón también va a confinar perimetralmente el municipio de La Almunia tras alcanzar tasas de mil casos por 100.000 habitantes. “Salud Pública ha decidido tomar esta decisión para frenar su tendencia ascendente y al considerar que este núcleo es polo de atracción de su entorno”, explica el Gobierno autonómico en un comunicado.

Aragón fue uno de los primeros territorios en establecer restricciones en julio en la llamada nueva normalidad ante el aumento de infecciones focalizadas, en ese caso, en el trabajo de los temporeros en la zona de Huesca. En verano, Aragón llegó a ser la región con la incidencia acumulada más alta de Europa. Con estas medidas, el Gobierno de Lambán quiere evitar que se produzca de nuevo esa situación.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50