La crisis del coronavirus

El Gobierno vasco extiende las limitaciones en la hostelería a Ermua y Bergara

Casi la mitad de los 114 nuevos positivos notificados este lunes, en su mayoría jóvenes, se concentra entre Ermua y Eibar

Colas de entrada para las pruebas de coronavirus en Tolosa (Gipuzkoa).
Colas de entrada para las pruebas de coronavirus en Tolosa (Gipuzkoa).Javier Hernández

La consejera de Salud del Ejecutivo vasco, Nekane Murga, ha anunciado que las localidades de Ermua y Bergara también deberán aplicar restricciones en la hostelería que pasan por reducir el aforo, eliminar el consumo en barra y adelantar la hora de cierre. Estas limitaciones se venían aplicando en Eibar, Tolosa y Ordizia y se extienden ahora a Ermua y Bergara, dos localidades donde han aumentado los contagios en los últimos días. La decisión llega tras reunirse la comisión de seguimiento de la covid-19 en la sede del Gobierno vasco, presidida por el lehendakari, Iñigo Urkullu, junto a las responsables de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y Salud, entre otros cargos del Ejecutivo autonómico. Murga ha informado de que de viernes a domingo se han registrado 426 nuevos positivos en la comunidad y que ocho personas han ingresado por coronavirus en hospitales vascos, dos de ellas en UCI. No constan fallecidos en estos dos días, ha indicado.

La consejera de Salud ha recalcado que “el virus, lejos de desaparecer, sigue muy presente” y ha advertido de que el departamento no descartará “nuevas medidas” si la situación epidemiológica lo exige. Murga, que ha insistido en la obligatoriedad de usar la mascarilla, ha explicado que han realizado pruebas en entornos sensibles como el de los temporeros o en la industria cárnica y que apenas ha habido casos; los constatados son “focos asociados a celebraciones”. La responsable de este departamento ha reiterado el llamamiento a la “colaboración ciudadana” y ha destacado que el “ocio nocturno”, especialmente entre los jóvenes, ha provocado estos aumentos.

El departamento de Sanidad del País Vasco ha notificado este lunes 114 nuevos positivos en las últimas 24 horas tras la realización de 3.560 PCR. El principal foco activo se encuentra en Ermua, con 23 casos que se suman a los 48 notificados el domingo, y en Eibar, con 24, tres más que el día anterior. El origen de estos rebrotes está vinculado a fiestas de jóvenes o adolescentes que celebraron el fin de la selectividad y que, al congregar un número elevado de personas sin las medidas de seguridad pertinentes, propiciaron la difusión vírica. Estos dos municipios se encuentran prácticamente contiguos y marcan la frontera entre Bizkaia (Ermua) y Gipuzkoa (Eibar). El aumento de los casos implicó que los números vizcaínos se acercaran a los guipuzcoanos, donde los rebrotes de Ordizia y Tolosa se han ido controlando mientras que en Zarautz, tras los 35 casos cuantificados el sábado, se han conocido otros seis más.

El alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal (PSE-EE), cuyas fiestas patronales de Santiago se han suspendido por el coronavirus, ha instado a la población a respetar las medidas y ha advertido de que las posibles celebraciones alternativas serán perseguidas como “delito contra la salud pública”. Estas palabras van especialmente dirigidas a los jóvenes, pues la mayoría de los nuevos infectados vascos tiene menos de 30 años; de hecho, el 43% de los que se notificaron este domingo tenía entre 10 y 19 años. Murga ha admitido que los jóvenes suponen dificultades para el rastreo porque los asistentes a los encuentros a veces solo conocen “de vista” a otros chavales y dificulta la búsqueda una vez consta un caso confirmado.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Más información