La crisis del coronavirus

Italia prolongará el estado de emergencia hasta diciembre

El primer ministro, Giuseppe Conte, anticipó la decisión en vista de la necesidad de seguir tomando medidas excepcionales a la vuelta de las vacaciones de verano

Giuseppe Conte, a la derecha, durante su visita a Venecia para la presentación de un nuevo sistema de diques para proteger la laguna.
Giuseppe Conte, a la derecha, durante su visita a Venecia para la presentación de un nuevo sistema de diques para proteger la laguna.FILIPPO ATTILI / CHIGI PALACE PR / EFE

Italia prevé un otoño complicado con una nueva oleada de contagios por covid-19 y la necesidad de volver a tomar medidas excepcionales. Por eso, el primer ministro, Giuseppe Conte, ha anticipado este viernes por la mañana que, con toda seguridad, prorrogará el estado de emergencia que concluía el 31 de julio hasta el mes de diciembre. “El estado de emergencia se necesita para mantener el virus bajo control. Todavía no se ha decidido, pero razonablemente irá en esta dirección”, anunció.

El Ejecutivo ha actuado por indicación del comité científico que le asesora en esta crisis y del Ministerio de Sanidad. El aumento de contagios en las últimas semanas y algunos incidentes, como la llegada de un avión procedente de Bangladesh con 18 positivos, han inquietado sobremanera a dichos expertos. Conte matizó que, aunque “es una decisión colegiada” del Consejo de Ministros, ve conveniente ampliar las medidas excepcionales como forma de prevención. “La eventual prórroga del estado de emergencia significa que estamos en condiciones de adoptar las medidas necesarias, aunque sean mínimas”, aseguró ante los medios en la presentación del nuevo sistema de diques que debe proteger la laguna de Venecia.

Italia activó esta figura el pasado 31 de enero tras detectar los primeros positivos por coronavirus, una pareja de turistas chinos en Roma, y por un periodo de seis meses. La ventaja de mantenerlo todavía es que puede asignar fondos y adoptar medidas por decreto, como el confinamiento y restricciones al movimiento de las personas.

Italia, a la espera de la última decisión de la Unión Europea, quiere también blindarse del exterior y ha bloqueado ya los vuelos –directos e indirectos– procedentes de 13 países, entre los que se encuentran Moldavia, Brasil, Chile, Bahrein o Bangladesh. Además, la norma dispone “la prohibición de entrada o de tránsito en Italia a las personas que en los últimos 14 días hayan estado o pasado” por dichos países. Pero la amenaza no solo llega de fuera y se teme que, a la vuelta del verano, haya que volver a tomar medidas drásticas como declarar nuevas zonas rojas para aislar a parte de la población. Conte considera imprescindible seguir disponiendo de la agilidad que le brinda el estado de emergencia.

El panorama no es demasiado alentador y la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, terminó de oscurecerlo en una entrevista en la radio pública el pasado jueves. “Existe un riesgo concreto de tensiones sociales en otoño. Veo negocios cerrados, ciudadanos que ni siquiera tienen la posibilidad de satisfacer sus necesidades diarias. El Gobierno ha puesto en marcha todas las iniciativas necesarias para satisfacer estas necesidades, pero el riesgo es real”. Los nuevos casos han aumentado por tercer día consecutivo este viernes. Según el Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se han contabilizado otros 276 casos más frente a los 229 del jueves y los 193 del miércoles. De ellos, 135 han sido en Lombardía, la región más golpeada por la pandemia.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Más información

Lo más visto en...

Top 50