La crisis del coronavirus

India supera los 740.000 contagios y los 20.000 fallecidos por el virus

El gigante asiático es el tercer país del mundo con más contagios, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil

Un sanitario indio con un traje de protección comprueba la temperatura, oxígeno en sangre y pulsaciones de una residente en una de las zonas más afectadas por la covid-19 en Bombay el 1 de julio.
Un sanitario indio con un traje de protección comprueba la temperatura, oxígeno en sangre y pulsaciones de una residente en una de las zonas más afectadas por la covid-19 en Bombay el 1 de julio.DIVYAKANT SOLANKI / EFE

Desde que empezó la pandemia del coronavirus, India no había registrado cifras de contagios tan altas como las de los últimos días. El país lleva cinco días notificando más de 20.000 nuevos casos diarios, más del doble que en los recuentos diarios de hace un mes. El total de contagios de la covid-19 asciende a 742.417 este miércoles, de manera que India es el tercer país con más diagnósticos en el mundo, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil. Superó a Rusia en número de infecciones este lunes. Además, en India han muerto 20.642 personas infectadas por el virus.

Según los especialistas, el pico de la epidemia no se alcanzará hasta dentro de varias semanas, a pesar de los dos meses de confinamiento que se impusieron en el país asiático entre finales de marzo y principios de junio. El Gobierno de Narendra Modi impuso el 25 de marzo el mayor confinamiento que se había ordenado hasta entonces, al afectar a los 1.300 millones de habitantes del país. Cuando la cifra de casos no llegaba siquiera a 500 contagios, el primer ministro apeló en un simbólico discurso a la colaboración de la ciudadanía para “salvar India”. Las autoridades estiman que ahora hay alrededor de 260.000 casos activos en India.

La paralización de actividades y transportes sumió al país en un escenario sin precedentes, no exento de polémica por las consecuencias que estos bloqueos acarrearon en personas que viven al día o que estaban trabajando en lugares lejanos a su zona de origen. Modi, sin embargo, lo consideró necesario frente a un virus que se extendía ya por aquel entonces “como el fuego”. Al mismo tiempo que se fueron aliviando las restricciones al movimiento de personas han ido aumentando progresivamente los casos nuevos.

La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la zona meridional y oriental de Asia, Poonam Khetrapal Singh, defiende en declaraciones a Europa Press que las medidas “contundentes, decisivas y rápidas” que adoptó el Gobierno en marzo ayudaron a contener la expansión del virus en una primera etapa y a evitar un “aumento exponencial de casos”, como sí ocurrió en otros lugares. Ahora, el aumento de los casos “no es una sorpresa”, habida cuenta de que “la pandemia de la covid-19 aún se está acelerando a nivel global”. Khetrapal Singh cree necesario tener en cuenta la magnitud poblacional de India al analizar su situación: Estados Unidos, el país más afectado del mundo, tiene mil millones de habitantes menos.

El virus ataca a las grandes ciudades

La epidemia es particularmente virulenta en las grandes ciudades indias de Delhi, Madrás y Bombay, donde se acaban de abrir cuatro nuevos hospitales de campaña. Estas nuevas infraestructuras dotan de 3.500 camas suplementarias a Bombay, donde los hospitales tradicionales están saturados desde hace semanas por la afluencia de enfermos. Además, el municipio ha requisado varios lugares públicos en los últimos meses para convertirlos en instalaciones sanitarias. Bombay es la ciudad más poblada del país con 18 millones de habitantes y en ella han muerto casi una cuarta parte de las 20.160 personas fallecidas con diagnóstico de covid-19 en India.

La OMS recuerda que, como ocurre con cualquier enfermedad contagiosa, en el caso de la covid-19 las áreas vulnerables son aquellas con mayor densidad de población, “habitualmente zonas urbanas y de la periferia”, zonas con redes de higiene y saneamiento deficientes o lugares que apenas pueden responder a las necesidades de sus habitantes, principalmente en el ámbito sanitario.

El coordinador de Médicos Sin Fronteras en Asia, Prince Matthew, asume que los contagios seguirán subiendo por “la apertura de ciudades y la reanudación de las actividades económicas” y teme, al igual que la responsable de la OMS, por la situación de los grandes núcleos urbanos, donde se complica guardar distancias “porque las personas viven a menudo apretadas en casas pequeñas, con muchos familiares”. Además, no siempre es fácil tener jabón o agua limpia y “muchas personas no pueden permitirse la atención sanitaria básica”. Uno de los trabajos que está desarrollando la ONG en el país asiático consiste precisamente en el reparto de pastillas de jabón o mascarillas.

Modi criticó la semana pasada la “negligencia” de parte de la ciudadanía e instó a ser “más cuidadosos”, por ejemplo, llevando mascarillas o guardando distancias. El mandatario ha defendido en estas últimas semanas que la emergencia sanitaria puede ser también una “oportunidad” para avanzar hacia una menor dependencia de otros países.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Más información

Lo más visto en...

Top 50