Violencia machista

Los mil primeros asesinatos machistas: una muerte cada semana

El Poder Judicial analiza en un informe los casos desde 2003 a abril de 2019: tres de cada cuatro víctimas no habían denunciado, 765 menores han quedado huérfanos y el periodo más largo sin muertes fue de apenas 39 días

Agentes de la Guardia Civil investigan el pasado julio en Villagonzalo Pedernales (Burgos) el asesinato de una mujer a manos de su marido, que se suicidó después. En vídeo, solo una de cada cuatro mujeres asesinadas desde que se contabilizan los casos había denunciado.Ricardo Ordoñez | Vídeo: Atlas

Es la radiografía más horrible. La de los mil primeros asesinatos por violencia machista en España desde que comenzaron a contabilizarse estos casos, en enero de 2003. La víctima número mil llegó en abril del año pasado. En este tiempo ha habido, de media, una muerte cada semana, según el informe publicado este miércoles por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial. Los datos golpean. El periodo más largo sin asesinatos fue de apenas 39 días. Julio es el peor mes. El domingo, el peor día. Seis de cada diez mujeres convivían con su agresor. Casi tres de cada cuatro no habían presentado denuncia. En estos 16 años, 765 menores se han quedado sin madre, una cifra que, si se tiene en cuenta también a los adultos, crece hasta los 1.494 huérfanos.

Arma blanca. Golpes. Asfixia. Arma de fuego... Una ficha por víctima resume en datos el horror de cada una de las historias. Indicadores como su edad, la de su agresor, la relación que mantenían o si tenía hijos trazan la realidad de una violencia estructural que se esconde al principio, pero que siempre deja un rastro. Estos mil primeros casos — ya son 1.054— fueron el último eslabón de esa cadena que empieza con el control, con el insulto. En estos mil casos se llegó tarde. Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio, afirma que conocer al detalle la violencia machista es imprescindible para mejorar la protección.

Radiografía de los mil primeros

asesinatos por violencia machista

Número de víctimas

76

80

60

40

19

20

Total: 1.000

0

03

05

07

09

11

13

15

17

19

( abr.)

Edad de las víctimas

Víctima de

más edad 95

(agresor 95)

Edad media de

la víctima 42,2

(agresor 46,3)

0%

10

20

30

>65

11,9

56-65

7,4

46-55

14,1

36-45

27,1

26-35

26,7

<25

12,8

Víctima más jóven 13

(agresor 16)

Nacionalidad

0%

50

100

Víctimas

Españolas

65,5

Extranjeras*

34,5

Agresores

Españoles

66,4

Extranjeros*

33,6

* En su mayoría, procedentes de

Marruecos, Rumania, Ecuador y Bolivia.

Convivencia

Vivían juntos

605

No vivían juntos

395

1.000

casos

En 100 casos

continuaba la

convivencia,

pese a haber una

denuncia previa

En 29 casos

convivían y

había medidas

de protección

activas

Fallecidas con hijos

49%

Menores huérfanos

Hijos del agresor

y la víctima 61%

765

niños y

niñas

Hijos de ella de

otra relación 31%

Hijos del agresor

de otra relación

8%

Denuncia previa

73,9%

No 26,1%

1.000

casos

Estado del agresor

Detenido 46,4

Se entrega 21,2

Suicidio 21,0

Huído

0,4

Intento de

suicidio 11,0

Penas impuestas

0%

100

Más de 20 años

22,6

Entre 15 y20 años

52,4

Menos de 15

21,1

Prisión permanente

revisable

0,4

Absolución por

alteración psíquica

2,6

Fuente: Observatorio contra la Violencia

Doméstica y de Género del

Consejo General del Poder Judicial

EL PAÍS

Radiografía de los mil primeros

asesinatos por violencia machista

Número de víctimas

76

80

60

40

19

20

Total: 1.000

0

03

05

07

09

11

13

15

17

19

( abr.)

Edad de las víctimas

Víctima de

más edad 95

(agresor 95)

Edad media de

la víctima 42,2

(agresor 46,3)

0%

10

20

30

>65

11,9

56-65

7,4

46-55

14,1

36-45

27,1

26-35

26,7

<25

12,8

Víctima más jóven 13

(agresor 16)

Nacionalidad

0%

50

100

Víctimas

Españolas

65,5

Extranjeras*

34,5

Agresores

Españoles

66,4

Extranjeros*

33,6

* En su mayoría, procedentes de

Marruecos, Rumania, Ecuador y Bolivia.

Convivencia

Vivían juntos

605

No vivían juntos

395

1.000

casos

En 100 casos continuaba

la convivencia, pese a

haber una denuncia previa

En 29 casos convivían

y había medidas de

protección activas

Fallecidas con hijos

49%

Menores huérfanos

Hijos del agresor

y la víctima 61%

765

niños y

niñas

Hijos de ella de

otra relación 31%

Hijos del agresor

de otra relación 8%

Denuncia previa

73,9%

No 26,1%

1.000

casos

Estado del agresor

Detenido 46,4

Se entrega 21,2

Suicidio 21,0

Huído

0,4

Intento de suicidio 11,0

Penas impuestas

0%

100

Más de 20 años

22,6

Entre 15 y20 años

52,4

Menos de 15

21,1

Prisión permanente

revisable

0,4

Absolución por

alteración psíquica

2,6

Fuente: Observatorio contra la Violencia

Doméstica y de Género del

Consejo General del Poder Judicial

EL PAÍS

Radiografía de los mil primeros asesinatos por violencia machista

Número de víctimas

76

80

60

40

19

20

Total: 1.000

0

2003

2005

2007

2009

2011

2013

2015

2017

2019

(20 abr.)

Edad de las víctimas

Años

0%

10

20

30

Víctima de más edad 95

(agresor 95)

>65

11,9

56-65

7,4

46-55

14,1

36-45

27,1

Edad media de la víctima 42,2

(agresor 46,3)

26-35

26,7

<25

12,8

Víctima más jóven 13 (agresor 16)

Convivencia

Nacionalidad

Vivían juntos

605

0%

50

100

Víctimas

Españolas

65,5

Extranjeras*

34,5

No vivían juntos

395

1.000

casos

Agresores

Españoles

66,4

Extranjeros*

33,6

En 100 casos

continuaba la

convivencia,

pese a haber una

denuncia previa

En 29 casos

convivían y

había medidas

de protección

activas

* En su mayoría, procedentes de

Marruecos, Rumania, Ecuador y Bolivia.

Denuncia previa

Fallecidas

con hijos

Menores huérfanos

Hijos del agresor

y la víctima 61%

73,9%

49%

No 26,1%

765

niños y

niñas

Hijos de ella de

otra relación 31%

1.000

casos

Hijos del agresor

de otra relación

8%

Estado del agresor

Penas impuestas

0%

100

Detenido 46,4

Más de 20 años

22,6

Se entrega 21,2

Entre 15 y20 años

52,4

Menos de 15

21,1

Suicidio 21,0

Prisión permanente

revisable

0,4

Absolución por

alteración psíquica

2,6

Huído

0,4

Intento de

suicidio 11,0

Fuente: Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial

EL PAÍS

Este es el informe estadístico más extenso hasta la fecha elaborado con datos de expedientes judiciales, asegura Miguel Lorente, profesor de la Universidad de Granada y ex delegado del Gobierno para la Violencia de Género. De 2003 a 2018, el último año que se estudia al completo, hay una media de 61,3 víctimas mortales. “Pero es importante la diferencia entre el primer periodo, hasta 2010, con una media de 68,3, y de 2011 a 2018, cuando fueron 54,4”, sostiene. “Tiene que ver con el cambio social, al que contribuye la ley [de violencia de género]”, explica.

En el informe se destaca que no hay un perfil, esta violencia golpea independientemente de la clase social, de la nacionalidad, del nivel de estudios. “Todas somos susceptibles de caer en la violencia machista. Conozco juezas que han sido maltratadas”, explica Marisol Rojas, psicóloga experta en violencia de género. Ella ayuda a las víctimas a identificar que algo no va bien, a escapar de la violencia. El problema, dice, es que se normalizan comportamientos que no son normales. El control, los celos… afecta a todas las edades.

Pero a quienes tienen hijos les cuesta más cortar el vínculo. Tres de cada cuatro asesinadas tenía descendencia. La mitad de las víctimas tenía hijos menores de edad. Casi 500 niños o adolescentes tuvieron que afrontar que su padre matara a su madre. En 38 casos, la agresión fue extensiva a personas cercanas a la mujer y ocasionó 44 muertes: 23 de ellas, de menores que perdieron la vida junto a sus madres.

Seis de cada diez mujeres asesinadas convivían con su asesino, en 100 casos, se continuó la convivencia aun existiendo una denuncia previa. En 29, aun con medidas de protección activas. Rojas asegura que no hay edad que se salve, si bien las mujeres jóvenes son más proclives a aguantar menos, a denunciar. Seis de cada 10 víctimas que denunciaron no convivían con el agresor. “Cuando tienen una salida a la violencia es más fácil denunciar”, apunta Lorente.

“También influye el lugar en el que se viva”, continúa este experto. En el estudio se dividen las localidades en función de su población y se aprecia cómo la tasa de muertes por millón de habitantes supera la veintena en todos los municipios, menos en los pueblos de menos de 5.000 y en las ciudades de más de 500.000, donde se sitúa en torno a 17. “Esto se debe a que en los pueblos la situación de control es mayor, hay miedo a dónde ir, al qué dirán. Permanecen en la violencia. En las grandes ciudades hay más facilidad para el anonimato, para salir de la violencia”, apunta. Por ello reclama medidas adaptadas a la realidad de las víctimas.

En torno a la mitad de ellas tenían de 26 a 45 años. La edad media es de 42,2; de 46,3 años para los agresores. La víctima más joven tenía solo 13 años. El asesino más joven, 16. La víctima y el agresor de más edad tenían 95. En la mayoría de los casos, tanto la mujer como el hombre eran españoles. Seis de cada 10 víctimas mantenían una relación con su asesino. Casi tres de cada 10 lo habían dejado. El resto estaban en crisis.

Si se llegó tarde en todas las muertes, más aún en el 26% de ellas, de víctimas que sí habían denunciado, que habían pedido ayuda, sostiene Lorente. El 46% de los agresores fueron detenidos. El 21% se entregó y otro 21% se suicidó. Esto es lo que hace que muchos de los casos no hayan tenido sentencia. En el Observatorio han analizado 600. Se tardó una media de dos años en dictar la resolución judicial. La pena media fue de 17,9 años. En la mitad de los casos, fue de 15 a 20 años.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50