La crisis del coronavirus

La pandemia retrasa las vacunaciones infantiles

El Ministerio de Sanidad pide a los padres de menores de 15 meses que no aplacen las dosis de inmunizaciones

Una sanitaria vacuna a una niña en Francia en enero.
Una sanitaria vacuna a una niña en Francia en enero.GETTY

Una vez que los hospitales se van vaciando de enfermos con coronavirus, el Sistema Nacional de Salud tiene ante sí el enorme reto de hacer frente al embudo de citas de pacientes que las han pospuesto hasta ahora. Aunque la recomendación para los padres de bebés menores de 15 meses era que continuaran con el calendario vacunal normal, el Ministerio de Sanidad ha detectado retrasos en la administración de inmunizaciones.

“Sabemos que durante los meses de marzo y abril, por la situación de la crisis sanitaria y confinamiento, se han producido descensos en las dosis administradas de estas vacunas [a menores de 15 meses]. Por ello, además de poner al día la administración de vacunas de meses atrás, es necesario reestablecer progresivamente la normalidad en el calendario vacunal”, ha señalado este jueves el ministro Salvador Illa en la comisión de Sanidad del Congreso.

Su departamento explica que aunque es pronto para tener datos precisos de a cuántos bebés han afectado los retrasos, algunas comunidades han advertido de que se han producido, en mayor o menor medida.

En una guía que Sanidad ha publicado para solventar las dudas sobre las vacunaciones, instan a los padres de los bebés a no saltarse fechas: “Es muy importante estar al día con las vacunas incluidas en el calendario de vacunación tan pronto como sea posible, incluso durante la pandemia de la covid-19. Las Autoridades Sanitarias están haciendo todo lo posible para mantener abiertos los servicios de vacunación, ya que es una parte esencial de la protección de la salud. También es un derecho de su hijo o hija tener el mejor comienzo posible en la vida. Respecto a las medidas de distanciamiento físico, las autoridades sanitarias están tomando las medidas necesarias para minimizar el riesgo de transmisión de covid-19 durante la vacunación”.

Las que sí se pospusieron fueron las vacunas a mayores de 15 meses, que se deben poner a los 4, 6, 12 y 14 años. Esas serán las que se tienen que empezar ahora a poner al día. Pero como cuenta Irene Maté, pediatra en la Comunidad de Madrid, muchos padres de niños menores de esa edad no acudieron por “miedo” o por “dificultades para acceder por teléfono”. “En mi centro hemos ido sacando listados de niños por edad para comprobar si les faltaba alguna y citarles para minimizar pérdidas”, señala.

“En los momentos más duros de la pandemia los recién nacidos, que son los más vulnerables y que en condiciones normales revisamos a los 5, 15 y 30 días no aparecían porque no se les citaba al alta del parto. Como los partos se redistribuyeron, los canales de información hospital-primaria desaparecieron”, explica Maté.

Esto, que si todo va bien no tiene por qué suponer grandes problemas, sí puede causar complicaciones en determinadas situaciones. “Ha habido casos de deshidratación graves por no ganancia de peso; por problemas con la lactancia, ictericias graves que han necesitado ingreso en intensivos neonatales y que pueden provocar secuelas neurológicas; retraso en el diagnóstico de enfermedades metabólicas, porque con las altas precoces no se han hecho las famosas pruebas del talón [unas punciones para la obtener muestras de sangre y detectar enfermedades metabólicas congénitas]; retraso en el diagnóstico de malformaciones cardíacas…”, enumera la pediatra. En algunos lugares, estas primeras revisiones se han hecho por teléfono.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50