Pequeños sujetos de segunda

La crisis del coronavirus y el confinamiento estricto de la infancia evidencian el negacionismo de los niños y niñas en la sociedad española

Niños confinados en su casa de Madrid por el estado de alarma por el coronavirus.
Niños confinados en su casa de Madrid por el estado de alarma por el coronavirus.Carlos Rosillo / EL PAÍS

El otro día una amiga decía que odiaba la palabra “resiliencia”, que no la volvería a usar jamás después de ver cómo se estaba empleando estos días para justificar el encierro total de 8,3 millones de menores, que se aliviará a partir del próximo 27, según anunció este sábado Pedro Sánchez. Estamos acostumbrados a que a los niños no se les tenga en cuenta en los grandes temas, a que se les considere un estorbo. Pero no estábamos preparados para ve...

Más información