CORONAVIRUS

Cataluña y Madrid dejan de hacer pruebas a los casos leves

La medida sigue el protocolo de Sanidad, aunque se prevé que cambie con el nuevo decreto

Una señora es atendida por el Samur en la teraza de un bar de Madrid.VICTOR SAINZ / EL PAÍS

El súbito aumento de casos de coronavirus registrados en España en los últimos días, las preocupantes previsiones para los que se avecinan y la falta de medios para hacer las pruebas a todas las personas con síntomas han puesto en riesgo la fiabilidad de los registros sobre el impacto de la enfermedad en España.

Una situación provocada por la decisión de algunas comunidades de dejar de realizar las pruebas para determinar si el paciente está infectado por el coronavirus en aquellos casos sospechosos que sufren síntomas leves. Esta decisión sigue las indicaciones del Ministerio de Sanidad, que en una modificación del protocolo, en vigor desde el pasado miércoles 11, señala que “en áreas de transmisión comunitaria” ya “no es necesario hacer diagnóstico de laboratorio” en estos pacientes.

Sanidad informó ayer por error de que su posición seguía siendo realizar pruebas en todos los casos, una posición que fue recogida por EL PAÍS en una versión anterior de esta información en la que aseguraba que Madrid y Cataluña desoían las instrucciones de Sanidad.

Sanidada recuerda ahora que la situación ha ido cambiando “constantemente” en los últimos días y asegura que tras la aprobación del decreto de alerta “se trabaja en la reorganización de la realización de los test y se publicarán los criterios de priorizacion en un nuevo protocolo en breve”.

Madrid, la comunidad más afectada, con 133 fallecimientos hasta el sábado, había sido la primera en dar el paso. Lo hizo el pasado jueves “dado el aumento de casos”, según declaró el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, a Onda Cero. Hasta entonces, una persona con síntomas tenía que llamar al teléfono gratuito 900 102 112 y aislarse en casa a la espera de que los equipos del SUMMA pasaran a recoger la muestra que debía determinar si el paciente estaba o no infectado por el SARS-CoV-2.

“En caso de síntomas, por defecto, consideramos que es coronavirus [...] y cuando pasen los síntomas haremos las pruebas para determinar si se ha negativizado”, detalló Ruiz Escudero. Las pruebas, en este nuevo modelo, solo serán hechas a pacientes que desarrollen un cuadro grave, el más habitual de ellos la neumonía. Este cambio supone en la práctica cerrar la entrada —al menos temporalmente— de los nuevos contagios al registro de afectados, ya que estos pacientes —aunque clínicamente considerados coronavirus “por defecto”— no son contabilizados como positivos en los registros oficiales, confirmó el Ministerio de Sanidad.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuatro de cada cinco infectados mejorará tras sufrir síntomas solo leves. Está por ver si ante la avalancha de casos que las predicciones prevén para los próximos días, Madrid acabará por hacer las pruebas “a posteriori”, como dijo Ruiz Escudero, por lo que todos estos enfermos previsiblemente quedarán sin ser finalmente contabilizados. En esta situación, incluso en el 20% de los casos que acaben desarrollando un cuadro grave, la prueba —y por tanto su inclusión en los registros— se retrasará hasta que el estado del enfermo empiece a deteriorarse, lo que suele ocurrir una semana después del inicio de los primeros síntomas, según la OMS.

Nueva categoría

Por ahora, la Comunidad de Madrid ha incluido una nueva categoría en sus comunicados, denominada “ciudadanos que se encuentran en su domicilio con sospecha”, que son seguidos por vía telefónica por los equipos de atención primaria. Según hizo público ayer, 3.618 personas se encuentran en esta situación.

El subdirector general de Coordinación de Salud Pública de Cataluña, Xavier Llebaria, anunció ayer “cambios en el protocolo” en la misma línea que Madrid. “Lo que tenemos que preservar es la prueba de coronavirus para personas graves y profesionales sanitarios que estén en contacto con los más vulnerables. Tenemos que priorizar”, explicó, informa Jessica Mouzo.

Los cambios constantes en el escenario hacían el sábado difícil seguir en qué situación se encuentra cada comunidad autónoma. En algunos casos, ni las declaraciones de los propios consejeros aportan mucha luz. Un ejemplo es el de la Generalitat Valenciana. Mientras Sanidad aseguraba que el protocolo sigue sin cambios, la consejera Ana Barceló contestaba así a una pregunta sobre el asunto: “No le puedo contestar porque el Ministerio de Sanidad está trabajando precisamente en esta cuestión”.

Otras comunidades, como Castilla y León o Galicia, seguían, por el contario, sin cambios en el protocolo vigente. Este protocolo prevé hacer las pruebas, en personas con síntomas leves, en las personas “con un cuadro clínico compatible con infección respiratoria aguda” que además tuviera antecedentes de viaje a zonas de riesgo o “contacto estrecho con un caso probable o confirmado”. Una guía que, sin embargo, también se ha ido diluyendo en aquellas zonas en las que la transmisión del virus ha empezado a extenderse de forma comunitaria, como Madrid, Álava y La Rioja, entre otras.

En Andalucía la posición oficial sigue siendo también cumplir el protocolo vigente aunque fuentes sanitarias explicaron que “se contempla” transitar hacia un modelo como el implantado en Madrid. La explicación es que “si el número de casos es muy alto, pierde importancia diagnosticar etiológicamente los casos leves”, explican estas fuentes.

Cuando la transmisión de un virus está generalizada entre la comunidad, como ocurre cada año con la gripe, la mayoría de los casos son diagnosticados sin confirmación microbiológica. Es el criterio clínico del médico el que decide que una persona sufre la enfermedad, salvo en los casos hospitalizados más graves. La incidencia real de la enfermedad no se calcula entonces con un registro sistemático de los casos, sino que se basa en estimaciones hechas con una red de médicos centinela que trabajan con muestras. En el caso de la mortalidad, las estimaciones se hacen con modelos que calculan la sobremortalidad registrada en un periodo concreto en relación con la mortalidad esperada.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Fe de errores

En una primera versión anterior de esta noticia se afirmaba que Madrid y Cataluña habían dejado de hacer las pruebas a los casos leves siguiendo las instrucciones del Ministerio de Sanidad, cuando en realidad fue el ministerio el que así lo estableció el pasado día 11 para aquellas zonas con transmisión comunitaria del virus. Sanidad había informado por error de lo contrario


Archivado En: