Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad de Granada denuncia ante Fiscalía al profesor acusado de acoso sexual

La denunciante del caso, satisfecha porque cree que la UGR “ha hecho lo que tenía que hacer”

Muestra de apoyo a las víctimas en la Facultada de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada, este jueves.

La Universidad de Granada (UGR) ha trasladado a la Fiscalía el caso de presunto acoso sexual por parte de un profesor de la Facultad de Pedagogía a varias de sus alumnas. La universidad ha descubierto, según reconocen fuentes de la institución, “la existencia de indicios de un comportamiento reiterado de acoso” en el docente. Desde que el viernes pasado una estudiante hiciera público el supuesto comportamiento ilícito del profesor durante una tutoría, más alumnas han reconocido haber recibido un trato similar. De las que podrían haber pasado por una situación similar, al menos seis mujeres lo han denunciado ya a la UGR.

Tras recibir la denuncia, la universidad inició inmediatamente una investigación a cargo de su servicio de Inspección y de su Unidad de Igualdad, dirigida por Miguel Lorente, quien fuera Delegado del gobierno para la Violencia de Género. Con los resultados de esa investigación en la mano, la rectora Pilar Aranda ha decidido actuar con rapidez y trasladar el caso a la Fiscalía. Si esta, como todo parece indicar, estima la denuncia será la policía quien a partir de ahora asuma la investigación. La denunciante ha mostrado a este diario su satisfacción por la actuación de la UGR: “Me parece que la universidad ha hecho lo que tenía que hacer y es lo que estábamos buscando”.

Los hechos denunciados ocurrieron el 7 de marzo, ha explicado la denunciante, en el despacho del profesor a la que la joven había acudido para justificar unas faltas. De hecho, el cuatrimestre actual se inició a mediados de febrero y la alumna no había acudido aún a ninguna de las clases del profesor denunciado, por lo que no se conocían. El docente le pidió el número de teléfono y además de hacerle comentarios sobre lo “provocativa” que estaba en su foto de WhatsApp, le preguntó, ha explicado la denunciante, si “me masturbaba, si necesitaba ayuda para eso y si disfrutaba con el sexo”. También le cogió las manos y la sentó a su lado y no enfrente, como suele ser habitual.

La joven estudiante decidió acudir una segunda ocasión al despacho del profesor para grabarle. En esta ocasión, y tras reconocer este que quizás las preguntas de la primera cita eran un poco atrevidas, la alumna recogió un audio en la que, presuntamente, el docente reconoce haber actuado tal y como luego ha denunciado la alumna.

El sábado pasado, un día después de la denuncia y de que los estudiantes de su Facultad se movilizaran en las redes, el docente, que está de baja desde que se han conocido los hechos, escribió en su perfil social: “Millones de informaciones falsas se emiten a diario por las redes sociales con la intención de dañar y herir el honor de personas y organizaciones...”

Este jueves por la mañana, varios cientos de estudiantes se han reunido en la Facultad de Pedagogía para mostrar su repulsa por lo ocurrido. La rectora ha apoyado las manifestaciones a través de su Twitter, donde ha escrito: “Como mujer, como universitaria y como rectora, todo mi apoyo a las movilizaciones y reclamaciones del estudiantado. Trabajaremos decididamente para erradicar definitivamente el acoso de nuestra universidad y de la sociedad. Ante el acoso, no te calles”

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >