Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los animalistas se conjuran en Bruselas para asaltar la Eurocámara

Representantes de 11 fuerzas animalistas se reúnen en la capital comunitaria, donde esperan aumentar su presencia tras los comicios europeos

La candidata de PACMA, Silvia Barquero, firma el manifiesto en Bruselas, este jueves.
La candidata de PACMA, Silvia Barquero, firma el manifiesto en Bruselas, este jueves.

El Parlamento Europeo es una inmensa suma de sensibilidades, a veces estrafalaria. Hay ultranacionalistas polacos capaces de poner en duda que el hombre y la mujer sean igual de inteligentes, Populistas húngaros, franceses o italianos partidarios de quitarle a la UE las competencias robadas a sus países. Ecologistas alemanes o franceses que claman por la reducción de emisiones de dióxido de carbono. Separatistas flamencos, catalanes o escoceses valedores del nacimiento de nuevas naciones. También, por supuesto, liberales, socialdemócratas y democristianos.

En 2014, por primera vez, el movimiento animalista se unió a ese maremágnum ideológico presente entre los 751 eurodiputados del hemiciclo. Su aterrizaje en la Cámara llegó con la elección de un eurodiputado holandés y otro alemán. Ambos son por ahora los únicos representantes de la Europa que prohibiría la caza y las corridas de toros, que reniega de las pruebas médicas en animales y que advierte de su explotación en granjas industriales.

Algunos de los líderes de esa Europa, minoritaria pero aparentemente in crescendo, se han reunido este jueves en Bruselas. Los candidatos animalistas a las elecciones europeas de 11 países —Holanda, Bélgica, Francia, Alemania, España, Portugal, Italia, Suecia, Finlandia, Chipre y Reino Unido— han realizado un acto conjunto en la Eurocámara, sellado con la firma de un manifiesto común.

Entre ellos ha estado la española Silvia Barquero, líder del Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA). "Estamos a las puertas de obtener representación. Por primera vez tenemos posibilidades reales de entrar en las instituciones y hablar en favor de los más olvidados, los animales", ha señalado. Su formación ha vivido en los últimos años un imparable aumento de apoyos. En las elecciones generales de junio de 2016 obtuvo 286.702 votos, el 1,19% del total. La cifra supone el mismo porcentaje que el PNV y más que EH Bildu y Coalición Canaria juntos, y constata una tendencia al alza ininterrumpida desde hace más de una década.

En los últimos tiempos, Barquero ha visitado Bruselas para ser asesorada por sus homólogos holandeses, dueños de cinco escaños, dos senadores y multitud de cargos locales en su país, y espejo en el que se miran el resto de partidos animalistas europeos. El intercambio de información con sus colegas del Norte ha sido recíproco. El partido español es el segundo con más respaldo en Facebook con 629.000 seguidores, solo por detrás de Podemos. Y trata de que los animalistas holandeses puedan importar sus estrategias para captar apoyos en la Red.

El fin de la tauromaquia es una de sus propuestas estrella. En un momento en que varios toreros han salido de las plazas para integrarse en listas electorales de partidos como Vox, Barquero cree llegado el momento de acabar con las corridas. "En España hay una incoherencia. El código penal castiga con penas de año y medio de cárcel a quien maltrate a un animal causándole la muerte, y eso convive con el reglamento taurino en el que se regula el castigo que se debe dar a un toro en la fase de la lidia", afirma al término del acto colectivo en la Eurocámara.

Según Barquero, PACMA cuenta con 5.200 afiliados, el triple que en vísperas de las anteriores elecciones europeas. Cada uno de ellos paga una cuota trimestral de 20 euros que les ha permitido reunir para esta campaña 100.000 euros. Pese a tener un programa centrado únicamente en la defensa de los animales y la lucha contra el cambio climático, rechazan concurrir en coalición con otras formaciones, lo que le ha valido las críticas de los que les acusan de dispersar aún más el voto de izquierdas, más sensible tradicionalmente a la causa animalista. "PACMA ocupa un espacio que nadie ha sabido trabajar por él. En 2006 me manifesté ante la sede del PSOE reclamando a Zapatero una ley de protección animal que no cumplió pese a llevarla en su programa electoral", recuerda Barquero.

Las encuestas que manejan los animalistas europeos les llevan a pensar que no resulta descabellado obtener conjuntamente entre cinco y siete eurodiputados frente a los dos actuales. La europarlamentaria animalista holandesa Anja Hazekamp, una de las electas en 2014, percibe una creciente sensibilización ante el modo en que se trata a los animales, y afirma que la discusión sobre la interacción con ellos está en el debate público. "En cada vez más países, los animales tienen voz en política". Durante su mandato en Bruselas, ha impulsado la retirada de subvenciones a toros de lidia y medidas para mejorar el bienestar animal en granjas industriales y mataderos. Barquero aspira a ser parte, tras las elecciones del 26 de mayo, de esa alianza animalista europea.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >