Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa ordena un nuevo examen médico a la cabo víctima de violencia machista despedida

María de las Camelias López fue dada de baja sin pensión tras 17 años en el Ejército por trastornos psicológicos

En vídeo, entrevista a la cabo María de las Camelias.

El Ministerio de Defensa ha pedido un nuevo informe médico sobre la cabo del Ejército de Tierra María de las Camelias López, que fue dada de baja con carácter forzoso por los trastornos psíquicos sufridos tras ser víctima de violencia machista y acoso laboral. El departamento que dirige Margarita Robles ha pedido un informe a la Junta Médico Pericial Superior y ha suspendido el plazo de resolución del recurso que presentó contra su despido.

En noviembre de 2014, el marido de la cabo fue condenado en sentencia firme a penas que suman ocho años y tres meses de cárcel por ocho delitos de maltrato habitual, amenazas y coacciones. Previamente, la militar había sido objeto de acoso laboral por parte de un sargento que la obligó a cavar una zanja estando embarazada de cuatro meses, lo que produjo un aborto, aunque entonces no lo denunció.

A pesar de que el tribunal que condenó a su esposo estableció que la conducta de este produjo a su víctima “un trastorno ansioso depresivo”, la junta médico militar que examinó a la cabo obvió las causas de sus problemas psíquicos e incluso señaló que su origen era “predisposicional”; es decir. que la personalidad de la militar la predisponía a sufrir enfermedades mentales.

En el recurso que presentó contra su expulsión del Ejército, que se hizo efectiva en noviembre pasado tras 17 años de servicio, la cabo denunció que, cuando acudió a la junta médico militar, “el examen que se le hizo consistió tan solo en recoger la documentación que aportaba sin que por parte de ningún especialista se la sometiera a un reconocimiento médico estructurado”. Tampoco se le aceptaron las pruebas que propuso, por considerarlas improcedentes e innecesarias.

Por ello, la militar presentó un recurso en el que pedía que se le restituyera en su condición de militar y se reconociera que sus trastornos se produjeron con posterioridad a su ingreso en filas y como consecuencia de su condición de víctima de violencia de género y acoso laboral. Como alternativa, solicitaba que se la sometiera, al menos, a un nuevo reconocimiento por parte de la Junta Médico Pericial Superior de la Sanidad Militar, a lo que finalmente ha accedido el Ministerio de Defensa.

El caso de María de las Camelias López dio lugar a que el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, abriera una investigación de oficio y pidiera la adopción de “medidas complementarias que impidan que una víctima de acoso sufra tal deterioro psicológico tras la denuncia que acabe en baja forzosa”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >