Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un séptimo detenido por la violación múltiple de Sabadell

La víctima ha identificado al hombre como uno de los autores de la agresión sexual

La policía científica registra una de las naves. En vídeo, imágenes de la zona de naves donde ocurrió la violación. Vídeo: Atlas

Una joven de 18 años denunció la madrugada del domingo la implicación de seis jóvenes en la violación que sufrió en una nave industrial de Sabadell. Tres de ellos, dijo, la agredieron, y otros tres, no hicieron nada por impedirlo. Los Mossos dan credibilidad al relato de la mujer, que logró salir por su propio pie de la nave y pedir ayuda a una pareja que pasaba por la zona, un polígono industrial donde abundan los almacenes vacíos, en la quinta ciudad de Cataluña (más de 200.000 habitantes).

A última hora de este lunes, los Mossos detuvieron a otro hombre más, con lo que ya son siete los acusados por la agresión sexual. El último de los sospechosos ha sido reconocido por la víctima, y está acusado de ser uno de los autores de la agresión. Los otros seis jóvenes seguían a última hora en sede policial, a la espera de que se llevase a cabo una rueda de reconocimiento y de pasar a disposición judicial. La víctima determinará si identifica a todos ellos o si, por el contrario, alguno queda exonerado de los cargos. Los hombres tienen entre 21 y 53 años, son todos de origen marroquí y dos de ellos cuentan con antecedentes por robos.

La basura se come la planta baja de la nave donde presuntamente atacaron a la joven, de origen español, que declaró a la policía que la llevaron allí en contra de su voluntad cuando salía de la discoteca después de una noche de fiesta. Denunció que mientras tres hombres la atacaban, otros tres, que permanecían en la nave aunque no presenciaban la violación, no hicieron nada por ayudarla, indican fuentes del caso.

Tres de los arrestados vivían normalmente en la gigantesca nave de una antigua empresa textil en la calle de Germans Farguell. La policía catalana registró también otro almacén ocupado, aunque más pequeño, a dos calles de la nave principal. Los agentes de la policía científica recogieron botellas vacías, vasos y platos, pero declinaron dar detalles de la vinculación entre los dos lugares al salir de la segunda nave, donde colocaron precintos. “Hay un doble escenario”, confirmaron después fuentes policiales.

Cervezas y fuego


Un vigilante de Prosegur se instaló en la nave principal, donde presuntamente atacaron a la joven. Allí, cuatro jóvenes, cerveza y porro en mano, explicaban los entresijos del lugar. “Un día hay dos personas; al otro, hay 40”, aseguraban sobre los inquilinos, cubriéndose con las capuchas de sus sudaderas, mientras ponían la mano en el fuego por uno de los jóvenes detenidos que, según ellos, era una especie de controlador de la nave. “Un día querían colarse otros y él mismo prendió fuego para que viniesen los Mossos”, contó un joven de 19 años.

El concejal de Acción Social de Sabadell, Gabriel Fernández (ERC), aseguró que la joven agredida no tenía ninguna relación directa con las personas que viven en la nave, y confirmó que el perfil de sus integrantes es “cambiante” porque las personas que viven en ella son “sintecho itinerantes”. En los últimos censos, tenían identificados a ocho inquilinos, que solían ocupar la parte superior del inmenso edificio porque la de abajo está impracticable.

El Ayuntamiento lleva meses a la espera de que el juez dicte una orden de desalojo del lugar, después de que la nave se vendiese a la inmobiliaria Solvia, y esta presentase una denuncia. Y admite que tienen problemas para ofrecer una respuesta de vivienda digna a unas 150 personas que malviven en las calles o en infraviviendas en la ciudad, donde hay una quincena de naves de antiguas industrias vacías. “Pero no hay que vincular la situación de los sintecho con lo ocurrido”, subraya Fernández, que pide que caiga todo el peso de a ley contra los presuntos agresores sexuales. Los vecinos también han denunciado problemas con los okupas de la nave.

A las siete de la tarde se celebró ante el Consistorio, que se personará en la causa como acusación particular, una marcha para condenar la violación múltiple. Este martes el juez tomará declaración a los acusados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información