Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los menores son víctimas de la mitad de los delitos sexuales

El primer gran informe sobre abusos y agresiones en España refleja un incremento de casos del 30% desde 2012

Manifestación en mayo de 2018 por la sentencia de La Manada. Ampliar foto
Manifestación en mayo de 2018 por la sentencia de La Manada.

Mujer, agredida en una vivienda o aledaños entre mayo y septiembre por un desconocido español, que tiene entre 41 y 64 años. Ese es el perfil tipo de la agresión sexual en España, según constata el Informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual elaborado por el Ministerio del Interior y al que ha tenido acceso EL PAÍS. El estudio, el primer gran análisis detallado sobre la materia en el país, muestra un incremento del 29,8% en este tipo de agresiones desde 2012 —de 9.008 casos ha subido a 11.692 en 2017— y arroja un dato escalofriante: el 50% de las víctimas son menores. Cataluña, Andalucía, Madrid, la Comunidad Valenciana, Navarra, Canarias y Baleares encabezan la lista de comunidades con mayor incidencia.

El informe, toda una radiografía de los delitos sexuales en España a la que ha tenido acceso EL PAÍS, lo ha elaborado la Secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior —a partir de datos conocidos por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado— tras el enorme “reproche social y penal” suscitado por casos como el de La Manada, donde los magistrados calificaron de abusos sexuales varias penetraciones contra una chica de 19 años por cinco hombres en los sanfermines de 2016. Este informe —que incide en que “solo el 5% de los casos se califican como violencia de género”, es decir, los ocurridos entre parejas y exparejas— pretende servir “de herramienta a la Delegación Contra la Violencia de Género para que todos los delitos sexuales contra la mujer sean clasificados así, siguiendo las líneas de acuerdos internacionales como el de Estambul”, según los autores del estudio. “No es que se produzcan más delitos contra la libertad sexual que antes”, advierten , “lo que ocurre es que se denuncian muchos más casos”.

Más sensibilización social. Las razones de que se conozcan más abusos sexuales año a año (3.087 en 2012 y 4.792 en 2017), de que se hayan duplicado las denuncias de agresiones con penetración (351 en 2012, frente a 731 en 2017)... “se debe a la mayor sensibilización social, tanto entre las mujeres”, principales víctimas de estos delitos que cometen, en su mayoría, hombres; también a las “asociaciones que defienden sus derechos y que se encargan de canalizar esas denuncias”, aseguran los expertos. Otra razón que ha favorecido el incremento de denuncias es la creación del Estatuto de la Víctima así como los cambios recogidos en el Código Penal en 2015, que modificaron la edad mínima del consentimiento sexual (16 años) y agravó las penas para los delitos de abuso sexual, explotación sexual de menores y pornografía infantil, al tiempo que tipificó como delito la divulgación no autorizada de grabaciones o imágenes íntimas obtenidas con el consentimiento de la víctima pero divulgadas sin su conocimiento (sexting).

INFORME SOBRE DELITOS SEXUALES

Año 2017

Fuente: Ministerio del Interior, INE y elaboración propia.

Perfiles de víctima y agresor. La víctima tipo es una mujer asaltada mayoritariamente en vivienda y anexos. De hecho, 4.773 del total de agresiones del año pasado se produjeron en casas, ascensores, rellanos de escaleras, garajes—, muy por encima de las ocurridas en espacios abiertos (2.794). El agresor, un hombre generalmente español de entre 41 y 64 años, las ataca entre los meses de mayo y septiembre. Los delitos más graves (agresiones sexuales con penetración) tienen como víctimas principalmente a mujeres españolas de 18 a 30 años.

Perfectos desconocidos. En contra de la creencia extendida de que muchos de los abusos se dan en el seno de la familia, los datos de la policía revelan que es más común que el agresor y la víctima no se conozcan, “al igual que ocurre en la mayor parte de las tipologías delictivas”. “Lo normal es que quien te roba la casa no te conozca de nada y, en estos casos, con mayor motivo, ya que al autor evita volver a encontrarse con su víctima”, aseguran los expertos. “Siempre ha sido así”, añaden y recuerdan, de nuevo, el caso de La Manada: “Esa chica solo los conocía de esa noche”. Agresor y mujer víctima no se conocían en el 72% de los casos. En el 5% el detenido o investigado fue su pareja, en el 8% familiares y en el 16% personas con las que mantenía otro tipo de relación.

TIPO DE DELITO Y EVOLUCIÓN EN CINCO AÑOS

Fuente: Ministerio del Interior.

Nacionales y extranjeros. La víctima de delitos contra la libertad sexual es española en el 74,5% de los casos y los detenidos o investigados por la policía lo son también en un 93,5%. Entre el 6,5% de los agresores extranjeros el grupo más nutrido es el de ciudadanos de otros países de la Unión Europea.

Los menores. Los menores son víctimas de la mitad de los delitos sexuales. Los más comunes contra ellos son, según las cifras de 2017, el abuso sexual (2.086); el exhibicionismo (495), la agresión sexual (443), la corrupción (433) y el abuso sexual con penetración (258). La razón de esta cifra la atribuyen los expertos al creciente uso de las nuevas tecnologías. “Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), prácticamente el 100% de los menores accede de manera habitual a las nuevas tecnologías y las redes sociales”, recuerdan.

INFORME SOBRE DELITOS SEXUALES

Año 2017

* Se desconoce el sexo de 28 víctimas. ** Se desconoce el sexo de 17 víctimas. sd. Sin datos.
Fuente: Ministerio del Interior.

Esclarecimiento. El informe servirá también de base a los investigadores para elaborar trazas operativas o líneas de investigación en este tipo de casos. No obstante, los delitos contra la libertad sexual tienen uno de los más altos porcentajes de esclarecimiento. Hasta un 76,1% de los casos conocidos son resueltos, y un 80,9% si se trata de agresiones sexuales con penetración.

La diferencia entre géneros es menor en la Red

El Informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual en España dedica un amplio apartado a la ciberdelincuencia, donde destacan los delitos de contacto con fines sexuales mediante tecnologías con menores de 16 años, los delitos de corrupción de menores y discapacitados, la pornografía infantil y los abusos sexuales. En total, en 2017, se registraron 1.338 casos de estos abusos frente a los 727 de 2012. Los expertos achacan al uso de las nuevas tecnologías el incremento de víctimas menores en los delitos contra la libertad sexual.

En el caso de la ciberdelincuencia, se da la particularidad de que, además de afectar fundamentalmente a niños de entre 0 y 17 años, la diferencia por sexos no es tan notoria como en el resto de delitos sexuales, en los que hay claramente una mayoría de víctimas que son mujeres. En la ciberdelincuencia sigue predominando el sexo femenino, pero la proporción es del 63% de féminas frente al 35% de varones. Llama la atención que, frente a la corta edad de estas víctimas, la mayoría de los detenidos por estos abusos tienen entre 41 y 61 años y son, en un 94% de los casos, hombres de origen español.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >