Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y Podemos acuerdan ocho semanas de permiso de paternidad para 2019

La previsión firmada, pendiente de la aprobación de los Presupuestos, es llegar a 16 semanas iguales e intransferibles para ambos progenitores en 2021

Una pareja mira a su recién nacido. En vídeo, declaraciones de la ministra de Hacienda.

El Gobierno y Unidos Podemos han acordado un calendario para equiparar los permisos de maternidad y paternidad, de manera que sean iguales, intransferibles y remunerados al 100%: así quedará reflejado en la ley actual. Esta fórmula progresiva permitirá la financiación de la medida, que conlleva costes económicos al ser necesaria una sustitución por cada baja solicitada. En 2019, los permisos de paternidad subirán a ocho semanas, en 2020 a 12 y en 2021 a 16, completando así la equiparación con la baja de maternidad.

“Esta medida, que se incorporará a los correspondientes convenios colectivos, se realizará en diálogo con las comunidades autónomas y las entidades locales”, se lee en el texto acordado entre el PSOE y Unidos Podemos. Además, han acordado convocar una mesa de diálogo social para establecer una estrategia que complemente este calendario. El impacto presupuestario se calcula en 300 millones de euros. La equiparación total, en 1.200 millones, según cálculos del Gobierno. Actualmente, el permiso es de 16 semanas para la madre, las seis primeras obligatorias y las 10 siguientes voluntarias y transferibles al padre, y el permiso de paternidad es de cinco semanas voluntarias e intransferibles.

Simultáneos o separados

Desde la Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento y Adopción (PPiiNA) advierten de que "no cualquier ampliación es un avance hacia la igualdad"; consideran que sería contraproducente emplear el dinero público en ir ampliando "al tuntún" sin un diseño claro del sistema de permisos que permita que cada progenitor quede al cargo del bebé el mismo tiempo. "Si se establece una ampliación del permiso de paternidad a ocho semanas siguiendo la pauta ya observada en ampliaciones anteriores, significa que la mayoría de los padres tendrán que disfrutar de la totalidad de su permiso simultáneamente con la madre", y eso, apuntan, no permitirá a las parejas turnarse para extender el tiempo de cuidado en el hogar.

Al acuerdo alcanzado por PSOE y Podemos,que depende de la aprobación de los presupuestos, se suma una negociación que afecta solo a los empleados públicos. La propuesta planteada por el Gobierno a los empleados públicos, que han entregado a los sindicatos y que está en negociación, contempla que el permiso de paternidad, como el de maternidad en la actualidad, incluya un número de semanas fijo a disfrutar “de manera ininterrumpida e inmediatamente posteriores al nacimiento”, según el documento al que ha tenido acceso EL PAÍS, remitido por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública a los sindicatos. Este acuerdo prevé nueve semanas de permiso en 2019, trece semanas en 2020 -una más al año que el acuerdo político previsto para todos los trabajadores- y 16 semanas en 2021.

Salvo en esas primeras semanas fijas, el permiso para los funcionarios públicos “en ningún caso” se podrá disfrutar el permiso de paternidad de forma simultánea al de maternidad, señala el documento, adelantado por el diario El Mundo, ya que “sería contrario al fin último de esta medida, que no es otro que el fomento de la corresponsabilidad”. Una portavoz del Gobierno confirma que ambas negociaciones van por separado y que, en caso de que se alcance acuerdo, la ampliación de los permisos para los funcionarios no dependería de la aprobación de los presupuestos. La estimación oficial son unas 3.000 bajas paternasy 12 millones de euros anuales más si se aplica la equiparación total, con 16 semanas para cada progenitor.

 El modelo actual contempla seis semanas obligatorias e intransferibles para la madre frente a cinco para el padre, que es voluntario pero intransferible. Quedan otras 10 semanas que son intercambiables, aunque en la práctica las asumen de manera abrumadora las madres. En menos del 2% de los casos las asumieron ellos, según datos de la Seguridad Social.

“Nos parece bien la propuesta, porque apunta a la corresponsabilidad, pero es mejorable”, señala Marian Mur, secretaria de Igualdad del sindicato CSIF. “No queremos que haya discriminación por territorios, y los trabajadores públicos en Andalucía disponen ya de 20 semanas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información