Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva leona (azul) para custodiar el Congreso de los Diputados

Una iniciativa de Plan International reclama compromiso político y social para avanzar en la lucha por la igualdad de las niñas

En la puerta del Congreso de los Diputados hay este miércoles una leona azul. Y dentro se han sentado durante una hora tres jóvenes frente a representantes de todos los grupos parlamentarios para preguntarles qué pueden y qué van a hacer para cambiar su futuro. "Uno en el que no haya que reivindicar más la igualdad para las niñas", dice Patricia Ramos, una madrileña estudiante de primer año de Medicina y una de las embajadoras de la campaña Girls Get Equal, que hoy ha lanzado la ONG Plan International en más de 50 países para promover la igualdad con motivo del Día Internacional de la Niña, que se celebra este 11 de octubre.

"¿Qué hacen para que las niñas alcancen puestos de liderazgo? ¿Para que nuestros libros de historia tengan más referentes femeninos?", se pregunta Ramos que, junto a Gege y Yara, de Sidney y Egipto, han puesto voz y rostro a las desigualdades y los obstáculos diarios a los que se enfrentan cada día solo por el hecho de ser mujeres. Ramos cuenta cómo cada día, ella y todas las chicas de su entorno, tienen que escuchar silbidos y piropos de desconocidos o aguantar roces en el transporte público. "Una vez un grupo de chicos que no conocía de nada me agarró para plantarme un beso en la mejilla", denuncian.

Plan International en España ha lanzado este miércoles 10 de octubre la campaña #UnaLeonaEnElCongreso dentro de la iniciativa 'Girls get equal' para promover la igualdad real para niñas y jóvenes.
Plan International en España ha lanzado este miércoles 10 de octubre la campaña #UnaLeonaEnElCongreso dentro de la iniciativa 'Girls get equal' para promover la igualdad real para niñas y jóvenes.

Aunque cree que esto está cambiando, sobre todo la visibilización de ciertos problemas como el acoso callejero, piensa que a ellos les está costando más. "Ahora, muchas veces, los hombres se quejan de que no pueden ni mirar. Sí, sí que pueden, la cuestión es que lo hagan desde el respeto y si se acercan a preguntar, estar dispuestos a aceptar que nos podemos sentir incómodas y tienen que parar en ese momento", añade. En países como Bélgica, Perú, Argentina, Portugal o Francia ya hay regulación al respecto, pero en España, por el momento, el acoso callejero no es delito. El Código Penal solo lo recoge como tal cuando hechos como perseguir a alguien por la calle, enviarle mensajes o llamarla se produzca de forma reiterada.

Educación y concienciación son las bases para lograr el cambio de perspectiva en una sociedad machista, pero sin acciones concretas que empujen, no se conseguirá. Eso piensa Concha López, la directora de Plan International en España, que también estuvo presente en el acto en el Congreso: "La leona [que se comparte en Twitter con el hashtag #UnaLeonaEnElCongreso] es un símbolo, y los símbolos son igual de importantes que su significado. Queremos reclamar referentes, espacio en aquellos lugares importantes en los que se toman decisiones y también que ocupen puestos relevantes”. Los datos, dice, son tozudos: en la Administración, entre los 329 puestos de responsabilidad alta, 254 los ocupan hombres y 75 mujeres, en el Ibex hay 342 consejeros y 106 consejeras, y entre los 25 principales multimillonarios del mundo solo hay cinco mujeres (Kylie Jenner, Judy Sheindlin, Kate Perry, Ellen Degeneres y Taylor Swift). “Y en la lista de personalidades más influyentes del mundo en el ámbito económico y político las mujeres solo representan alrededor de un 4,4%”, espeta López.

Por eso, dice la directora, la petición es triple: educación transformadora para garantizar la participación juvenil, espacios políticos que impulsen a las jóvenes y la erradicación de la violencia. “Parece muy etéreo , pero no lo es. Al final, obtenemos resultados palpables. En los cuatro últimos años hemos conseguido beneficios directos para más de cinco millones de niñas”, explica. Y añade que, cuando en un país todavía existen cuotas, significa que el compromiso político y la sensibilidad social no están garantizadas al 100%.

'(In)seguras en la ciudades'

Una nueva leona (azul) para custodiar el Congreso de los Diputados

El pasado abril, Plan International puso en marcha Free to Be, una web para que, durante dos meses, niñas y jóvenes de Madrid, Kampala, Sídney, Lima y Nueva Delhi señalaran en el mapa de sus ciudades dónde se sentían más y menos seguras y, de forma anónima, incluir las experiencias que habían tenido en esos lugares. Ahora, el informe (In)seguras en las ciudades analiza todas esos testimonios de alrededor de 21.200 jóvenes de entre 16 y 30 años. Patricia Ramos (Madrid, 2000) estuvo en el desarrollo del proyecto y ahora es parte del comité que difunde esos resultados: "El acoso callejero existe, cada día nos encontramos con chicos u hombres que nos dicen cosas. Y eso es en Madrid, que es una ciudad segura, pero hay otros lugares que no lo son tanto".

En cada ciudad, más del 30% de las participantes hablaron del acoso en referencia a alguien conocido y de confianza. En Madrid, el informe reveló que el 49% de quienes participaron señalaron que el acoso "sucede con tanta frecuencia" que ya estaban acostumbradas y en Lima, 33 niñas y jóvenes dejaron de asistir a la escuela, al trabajo o a la universidad debido a su experiencia de abuso y acoso. A pesar de lo habitual de estos hechos, el índice de denuncia formal se queda en el 10% y, en la mayoría de los casos, las autoridades no tomaron ninguna medida.

Puedes descargar el informe completo haciendo click en este enlace.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >