Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avalancha de novias para ‘Isabel’

Madrid, Salamanca y Soria se ofrecen para albergar el rodaje de la serie de TVE sobre los Reyes Católicos tras el desplante de Barcelona

Fotograma de la serie 'Isabel'.
Fotograma de la serie 'Isabel'.

El desplante catalán a la serie de Televisión Española Isabel no va a alterar la historia. A lo sumo, cambiarán los escenarios en los que ocurrieron los acontecimientos. Tras vetar el Museo de Historia de Barcelona a las cámaras para rodar en el Palacio del Tinell, la productora ha recibido una avalancha de ofertas. Entre ellas, las de Madrid y Salamanca, según reveló este martes el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, en el Congreso. Al término de su comparecencia tuvo otra inesperada novia: Soria.

El diputado por esa provincia Félix Lavilla apeló a razones históricas. La corte itinerante de los Reyes Católicos se instaló en 1496 durante unos meses en la villa de Almazán, donde precisamente se alza uno de los principales palacios de los Mendoza, una familia involucrada en todo tipo de intrigas palaciegas. Todo dependerá del presupuesto, respondió el presidente.

Echenique recordó que, tras la negativa del Museo de Historia de Barcelona, la productora de Isabel (Diagonal TV) ha recibido “múltiples ofrecimientos” para rodar los episodios que tuvieron lugar en la plaza del Rey de Barcelona hace cinco siglos, entre ellos un atentado en el que el rey Fernando resultó herido. Explicó que el Ayuntamiento de la capital catalana autorizó el rodaje en la ciudad vieja, pero “los problemas” llegaron cuando el director de la entidad, Joan Roca, rechazó la petición. Según Echenique, el responsable del organismo argumentó “desencuentros entre la esencia del rigor histórico del museo” y la “difusa línea entre la ficción y la realidad”. Sostenía también que “por rigor histórico” no pueden entrar actores para rodar en el museo y que desde que llegó al cargo, en 2008, impuso la norma de no permitir “adornar la fachada ni utilizar balcones con figurantes” para que hagan de decorado en una ficción histórica.

La productora tenía previsto rodar en el mes de octubre una escena sobre el recibimiento de los Reyes Católicos en Barcelona en la plaza del Tinell y en las calles adyacentes, adornadas con grandes banderas y estandartes. Pero la autorización del museo se restringía a la plaza y las escalinatas del palacio. Sin aderezos de ningún tipo, algo que la productora rechazó precisamente por rigor histórico.

Para el PP, los argumentos del museo de catalán no son más que “pobres excusas”. El parlamentario Daniel Serrano dijo que el veto del Museo de Historia de Barcelona era un “atropello” que responde a un “posicionamiento ideológico”.

La serie Isabel es una de las más vistas de la televisión. En su emisión del pasado lunes (el segundo capítulo de la segunda temporada) tuvo 3.632.000 espectadores (18,9% de cuota de pantalla). El seguimiento en Cataluña, sin embargo, es muy inferior. En esa comunidad, la ficción de La 1 es vista por uno de cada diez televidentes.

Echenique aprovechó la comparecencia parlamentaria para salir en defensa de la presentadora de La mañana de La 1, Mariló Montero, tras las críticas que ha recibido tras sus comentarios favorables al Toro de la Vega. La presentadora dijo que en el “ancestral” torneo que se celebra en Tordesillas (Valladolid) no se tortura al animal y que es una “fiesta maravillosa”. Echenique respondió que tales comentarios constituyen “un ejemplo de la libertad de expresión” que existe en la televisión pública.

Durante su comparecencia ante la comisión de control de RTVE, Echenique ha asegurado que confía en renovar el convenio colectivo antes del 30 de septiembre, con una rebaja del 7,5% de los gastos de la partida personal, que equivalen a 28,5 millones de euros.

Un “desplome controlado”

Agosto ha sido un mes negro en la historia de TVE. La 1 ha registrado la audiencia más baja de todos los tiempos: 9,3%, un dato que el presidente de RTVE atribuye a la contención presupuestaria, a la fragmentación del público tras el asentamiento de los canales de la TDT y a la fusión de operadores de televisión privados, que les permite una mayor capacidad competitiva. Leopoldo González-Echenique sostuvo que de los dos puntos que ha perdido La 1 en lo que va de año, uno y medio es debido a la caída de la parrilla del serial de sobremesa Amar en tiempos revueltos, que TVE dejó escapar y ahora emite (con otro título) Antena 3. Ni su relevo (la ya desaparecida ficción Gran reserva. El origen) ni el programa que ha ocupado esa franja horaria en septiembre (Entre todos) han sido capaces de remontar. “Es un desplome controlado. Lo venimos anticipando”, sentenció Echenique.

Pero la oposición ve otras causas bien distintas. El portavoz socialista, Juan Luis Gordo, aseguró que el retroceso obedece “al desprestigio, la manipulación y la falta de calidad” de la programación. El representante de Entesa, Jordi Guillot, abundó en la línea de la “manipulación” y añadió la “inestabilidad” de los equipos directivos, sobre todo en informativos, que han perdido el liderazgo. En apenas un año han sido relevados los editores, responsables de áreas de los telediarios y presentadores.

Si la audiencia cae por la contención presupuestaria, el próximo año será similar a este, según el anteproyecto de las cuentas elaborado por la corporación. RTVE tiene previsto pedir al Gobierno una subvención directa equivalente a la de este año (292 millones de euros). La recaudación, hasta los 950 millones, dependerá en parte de cuestiones coyunturales, como los ingresos de las televisiones privadas y las telecos. Por eso, Echenique es partidario de “revisar y adaptar” el modelo de financiación de RTVE tras tres años de rodaje. La oposición tiene claro cuál es el problema: el hachazo que el Gobierno del PP le ha asestado a la televisión pública en los Presupuestos Generales del Estado (un 50% menos).