Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva York pide a los gais que se vacunen contra la meningitis

Desde 2010, ha habido 22 casos de un tipo letal de la enfermedad entre hombres que han tenido sexo con otros hombres

El Departamento de Salud de Nueva York ha informado esta semana que en los dos últimos años un tipo letal de meningitis está afectando a hombres que han mantenido encuentros sexuales con otros hombres que han conocido por Internet; a través de aplicaciones para ligar, o en fiestas. Desde 2010, se han registrado 22 casos en la ciudad (solo varones). De ellos, 13 ocurrieron el año pasado y cuatro este 2013. Siete han perdido la vida.

“Además, una docena eran seropositivos, lo que consideramos que es un factor de riesgo”, han explicado los expertos. “Este tipo de meningitis se está expandiendo por este sector de la población de una forma alarmante”, según ha enfatizado Jay Varma, representante de la comisión de Control de Enfermedades de la ciudad, a The New York Times. “Recomendamos a los hombres que han tenido sexo con otros hombres que se traten de inmediato con la vacuna estándar contra la meningitis al estar posiblemente más expuestos al VIH”, ha añadido.

La meningitis es una inflamación de las meninges, membranas protectoras que cubren el cerebro y la médula espinal. Normalmente, se produce por la infección de un virus o bacteria, según explica el Centro de Prevención y Control de Enfermedades. Las víricas suelen ser poco graves, pero las bacterianas son peligrosas. La mayoría de los casos suelen darse en personas que ya padecen algún tipo de enfermedad que ataca a su sistema inmune, como ocurre en los pacientes con cáncer o sida.

La enfermedad normalmente se transmite en lugares en los que el contacto humano es frecuente, como pueden ser las bases militares o los colegios. "Pero el brote actual, que comenzó en el año 2010, vincula de manera inequívoca a los hombres y al sexo. Sabemos que este sector de la población es un factor de riesgo. Que las relaciones sexuales con desconocidos son un factor de riesgo”, ha sostenido Varma.

El brote ha sido causado por una variante de la enfermedad que empieza con fiebre y dolor de cabeza y que, tras una fase galopante de síntomas, a las pocas horas, el paciente muere, según han informado las autoridades. “Es tan rápido que algunas de las víctimas habían fallecido en la cama antes de que llegará un doctor a atenderlas”, han informado desde el Departamento de Salud.

Según Varma, esta meningitis es tan nueva que todavía no tiene nombre: "Lo que sabemos, es que acaba con la vida de uno de cada tres que la padecen, en comparación con el uno de cada cinco que fallecen por otros tipos severos de la enfermedad". La vacuna está disponible en muchos centros de salud y hospitales y “es eficaz contra esta nueva cepa”.

Muchos de los diagnosticados con este tipo de meningitis no pueden identificar a sus parejas sexuales. “Solo conocen su mote o su descripción física”, ha añadido Varma. “Pero nuestro objetivo ahora es paliar la transmisión. Ha sido muy difícil para nosotros alertar sobre esta situación por el extremo cuidado que merece este tema”, ha proseguido.

Muchos de los hombres expuestos a este tipo de meningitis no se declaran abiertamente gais o bisexuales, a pesar de que hayan tenido una relación sexual con otro varón. “Por lo que es muy difícil tener control sobre ellos; contactar con asociaciones de homosexuales para que se pongan la vacuna, o que acudan por su propio pie a los centros", ha señalado Varma.

El Departamento de Salud ha informado de que este tipo de meningitis surgió por primera vez en Nueva York entre 2005 y 2006. El primer caso registrado fue el de una mujer de 47 años. “Entonces se transmitía entre consumidores de droga, especialmente entre los adictos a la cocaína, al crack y a la marihuana, ya que la transmisión se producía por la garganta -fumando-, lugar donde normalmente se aloja esta bacteria”, ha concluido Varma. Tras estos años, este tipo de meningitis remitió un tiempo hasta su resurgimiento en 2010.