Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso pide al Gobierno una reforma del permiso de paternidad

El objetivo de la medida es facilitar la integración de la mujer en el mercado laboral

La Comisión de Igualdad ha aprobado hoy una proposición no de ley que insta al Gobierno a que reforme el permiso de paternidad para equipararlo al de maternidad "en cuanto la coyuntura económica lo permita". La propuesta de CIU ha salido adelante con el voto unánime del resto de grupos parlamentarios. El objetivo es facilitar la integración de la mujer en el mundo laboral, según el texto.

La reforma del permiso de paternidad, que actualmente es de dos semanas, contempla que ambos progenitores cuenten "con el mismo período personal e intransferible, eliminando las disfunciones existentes en la legislación actual al respecto y, singularmente, evitando la subrogación de derechos que han de ser individuales". El texto hace mención además a las recomendaciones de la subcomisión para estudiar la racionalización de horarios y la conciliación de la vida personal y laboral.

En busca de una mayor igualdad en el mercado de trabajo también ha salido adelante la iniciativa del grupo popular que pide al Gobierno que tome medidas para reducir la brecha salarial entre hombre y mujeres --ellas cobran de media un 17,8% menos que ellos, según datos de la Unión Europea--. Para ello sugieren que se establezcan mecanismos en busca de una mayor transparencia en las retribuciones y premios para las empresas que lleven a cabo acciones que promuevan la. El texto no especifica, sin embargo, qué medidas debe tomar el Gobierno para lograr tales objetivos.

Según la proposición no de ley, los motivos de las diferencias salariales son “una clara disparidad entre el nivel de estudios que alcanzan las mujeres y sus perspectivas profesionales”, además de que los “sectores” en los que trabajan las mujeres –“principalmente la atención sanitaria, la educación y la administración pública”- suelen ser “menos valorados”.

El Congreso ha rechazado, sin embargo, la iniciativa del PSOE para abrir un debate sobre la custodia compartida antes de que se apruebe la reforma del Código Civil. Tampoco ha salido adelante la propuesta de aumentar la financiación de métodos anticonceptivos de nueva generación que había pedido ERC.