Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno crea un servicio de atención a afectados por el robo de niños

Gallardón anuncia la puesta en marcha de una base de datos y un banco de ADN

El Ejecutivo se comprometió a hacerlo hace seis meses

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado hoy, tras reunirse durante más de dos horas con las asociaciones de afectados por el robo de niños, la puesta en marcha de una base de datos y un banco de ADN. Son compromisos que ya adquirió hace seis meses, cuando se reunión con representantes de los colectivos de víctimas y los ministros de Interior, Jorge Fernández Díaz, la de Sanidad, Ana Mato y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce. 

El Ministerio de Justicia pondrá en marcha "a finales de diciembre o principios de enero"  una nueva oficina que estará en Madrid, en la calle de la Bolsa, para atender a los afectados.Allí estarán también representantes de las asociaciones de víctimas. En esa oficina, los interesados en iniciar una investigación podrán acceder a "la documentación e información obrante en la Administración relativa a su filiación natural, como datos registrales y expedientes sanitarios".

El BOE publica hoy una orden del Ministerio de Justicia para la creación de dos ficheros de datos de carácter personal: uno contendrá las solicitudes de suministro de información administrativa por parte de personas afectadas por la sustracción de recién nacidos, y el otro los perfiles de ADN. 

A partir de ahora, los afectados podrán acceder al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que validará gratuitamente las pruebas que ya se hayan hecho previamente en laboratorios privados para poder incorporarlos a la base común y cruzar los datos. No obstante, la única prueba sin coste sería la primera. En caso de tener que hacer una segunda confirmación, el afectado tendría que pagarla de su bolsillo: unos 200 euros. "No hay dinero para más", explican fuentes del Ministerio.