Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete se desentiende del proyecto de Valdevaqueros

Medio Ambiente alega que la urbanización “está muy lejos de la costa” y que no tiene competencias

Un surfista en la playa de Valdevaqueros.
Un surfista en la playa de Valdevaqueros.

El ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, puso el miércoles distancia con el plan para construir una urbanización junto a la costa virgen de Valdevaqueros (Cádiz). Según Cañete, la urbanización “está muy lejos de la costa” —al otro lado de la carretera nacional—, por lo que su departamento no tiene competencias. El ministro intentó no entrar en la polémica por la urbanización proyectada en Valdevaqueros. Pero preguntado sobre su opinión personal, Cañete, que conoce bien la zona, afirmó: “Está muy lejos de la costa. Nosotros garantizamos la protección de la costa. Espero que sea de baja densidad y de cierta estética, pero es solo mi opinión personal y espero que sea así”.

El proyecto prevé construir 1.400 plazas hoteleras y 350 viviendas entre dos parques naturales junto a una playa virgen. Fue aprobado por el Ayuntamiento de Tarifa con los votos de PP, PSOE y PA. Solo IU se opuso. Al proyecto aún le falta el visto bueno autonómico y, lo que puede ser más complicado, conseguir financiación cuando casi ninguna inmobiliaria lo logra.

No es la primera vez que el Ministerio de Medio Ambiente se lava las manos en obras polémicas en la costa. El departamento que dirige Arias Cañete ha decidido ceñirse estrictamente a sus competencias: el dominio público marítimo-terrestre, la playa en sí. Con el hotel del Algarrobico (Almería), el ministerio dejó la solución del problema a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Carboneras, que son los que aprobaron el proyecto. El Gobierno esgrimió para ello un informe de la Abogacía del Estado que dejaba en papel mojado el acuerdo firmado en época electoral entre el Gobierno del PSOE y la Junta para cofinanciar la demolición en caso de que el hotel sea declarado ilegal.

El ministro afirmó que la reforma de la Ley de Costas que llevará a mitad de julio al Consejo de Ministros no busca beneficiar a proyectos polémicos, como este. Cañete defendió que reformará la Ley de Costas, pero afirmó que es “rigurosamente falso” que vaya a desproteger el litoral.

La reforma del ministerio alargará las concesiones a las viviendas sobre la playa, cuyos plazos empiezan a caducar a partir de 2018. Con la ley actual, eso permitiría al Estado emprender un plan de derribos masivos. Además, Medio Ambiente acelerará la desafectación, el trámite para convertir el dominio público en privado. Aplicará esto a casos en los que el litoral esté “degradado”.

El Ejecutivo considera que así eliminará problemas con los dueños de viviendas, parte de ellos, extranjeros, pero rebate con irritación las acusaciones de que pretende depredar el litoral.

Mientras, el vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas (IU), advirtió ayer en relación a Valdevaqueros de que el litoral “no puede seguir esquilmándose como hasta ahora”, informa Europa Press.