Trabajadores de guarderías de Barcelona exigen a Trias que no privatice los centros

Manifiesto de los maestros en contra de la concertación anunciada por CiU y PP

Son unos 700 educadores, 300 de personal de cocina y limpieza y otras 500 personas que realizan tareas complementarias y técnicas en las 92 guarderías públicas de la ciudad de Barcelona. Todos han firmado un manifiesto en contra de los planes municipales de acabar con el actual modelo de guarderías municipales. Un documento que ahora distribuirán a las familias de los cerca 7.000 niños y niñas de cero a tres años que están matriculados en los centros.

"No sabemos nada directamente porque, entre otras cosas, ni el regidor de Enseñanza, Gerard Ardanuy, ni el alcalde, Xavier Trias, nos han contestado a las cartas que les hemos enviado demandando información", explica Lucía Ribas, educadora de la red municipal. Ella, como una veintena más, han presentado el manifiesto.

Más información

Las noticias que tienen son las que están circulando en los últimos meses, sobre todo tras el arranque del curso escolar cuando el edil manifestó públicamente que Barcelona no estaba en condiciones de seguir construyendo más centros, por el dinero que supone de salida y por los costes de mantenimiento. Ardanuy llegó a calificar el coste de "ruina" y dejó claro que el consistorio acabaría las tres que quedan pendientes en el curso próximo y que a partir de entonces el modelo sería de concertación con el sector privado. Algo a lo que se opone rotundamente la plantilla de trabajadores.

Por un lado, se oponen a cualquier tipo de externalización de sus puestos de trabajo pero, sobre todo, porque entienden que la concertación significaría el fin del modelo -que empezó a caminar hace 30 años- de calidad de las guarderías municipales: "El nuevo gobierno solo habla de costes, nosotros hablamos de educación y pedagogía", apunta otra educadora. No quieren descalificar la oferta de la privada -que sigue controlando el 60% de las plazas de la ciudad- pero apuntan que ni las ratios de niños por clase ni el modelo educativo de las públicas se dan en muchas del sector privado. Defienden que el sistema público ha garantizado la cohesión social de la ciudad, especialmente por los preciso públicos y por el sistema de becas.

Desde 2009 no se han convocado oposiciones para educadores de estos centros municipales por lo que el número de interinos ha ido en aumento, hasta llegar a los 200 actuales, para poder atender el incremento de plazas y centros que se ha producido en el mandato anterior, en el que se duplicó la oferta pública. En cuanto a los 200 niños y niñas que se quedaron sin plazas para este curso porque no estaban terminadas tres guarderías, varios educadores explicaron que los están recolocando en otros centros y ampliando algunas aulas.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción