Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cobertura de las vías de Sants afectará a los servicios ferroviarios en agosto

El corte influirá especialmente en los trenes que comunican el sur con Barcelona

La cobertura de las vías del tren en la estación de Sants ocasionará entre el 4 y el 27 de agosto cortes ferroviarios en las líneas que comunican la capital catalana con el sur. Esta mañana el tercer teniente de alcalde, Antoni Vives, ha presentado, junto con representantes de Adif, Renfe y la Generalitat el plan alternativo para los viajeros. Vives ha calculado que unos 3.2 millones de usuarios se verán afectados por las obras.

Los trenes de la línea de Rodalies R-2 Sur prestarán servicio entre Sant Vicen de Calders y la estación de Bellvitge. Allí los pasajeros tendrán que hacer transbordo a la estación Gornal de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) hasta la plaza de Espanya.

Por su parte, la R-4 quedará dividida en dos tramos. El de Barcelona Sants y Manresa, que funcionará con normalidad y el de Sant Vicen de Calders y L'Hospitalet. En esta última estación se puede conectar con la L1 del metro, una conexión más apropiada si se quiere llegar al centro de la ciudad. Los trenes también pararán en la estación de Cornell, donde se puede enlazar con la L5 para aquellos viajeros que buscan conectar con la estación de Sants.

Otra de las líneas afectadas será la que lleva a los viajeros hasta la T-2 de El Prat. Esta ruta quedará reemplazada por autobuses lanzadera que unirán Sants con el aeropuerto. Los recorridos de la R-1 terminarán en estación de Francia. El AVE y los trenes de Larga Distancia llegarán a Sants, aunque estos últimos tendrán que hacer un recorrido por el interior, lo que le sumará 20 minutos a la duración total del viaje.