Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España registra la tasa de natalidad más baja desde 2003

El número de matrimonios vuelve a reducirse y cae un 3,6% respecto a 2009.- La esperanza de vida aumenta hasta los 82 años

España registró el año pasado la tasa bruta de natalidad (los nacimientos por cada 1.000 habitantes) más baja desde 2003, con 10,5 nacimientos por cada 1.000 habitantes, después de que el número de nacidos (484.055) descendiera en 2010 un 1,96% con respecto a 2009, por segundo año consecutivo y después de 10 años de continuo crecimiento. Así se desprende del avance de datos del Movimiento Natural de la Población del Instituto Nacional de Estadística (INE) hecho público hoy.

La estadística del INE refleja que el número medio de hijos por mujer disminuyó hasta 1,38 y que la edad media a la que las mujeres acceden a la maternidad experimentó una "suave tendencia creciente", hasta los 31,2 años. A este respecto, el informe evidencia que las mujeres extranjeras siguen teniendo a sus hijos en edades más tempranas (28,7 años de media) que las españolas (31,9). La bajada de la cifra de nacimientos fue resultado, principalmente, de una reducción progresiva del número de mujeres en edad fértil, ya que el Indicador Coyuntural de Fecundidad (o número medio de hijos por mujer) apenas varió respecto a 2009.

La tasa de natalidad se redujo en todas las comunidades autónomas, salvo en Aragón, Castilla y León, País Vasco y la ciudad autónoma de Ceuta. Principado de Asturias (7,39 nacidos por 1.000 habitantes), Galicia (8,07) y Castilla y León (8,24) registraron las tasas de natalidad más bajas. Estas tres comunidades, que se encuentran entre las de población más envejecida, también presentaron los índices de mortalidad más elevados. Así, Principado de Asturias tuvo 12,06 defunciones por cada 1.000 habitantes, Galicia 10,89 y Castilla y León 10,77.

Durante el año pasado se produjo un descenso del número de fallecimientos (378.667), pero la contracción de la natalidad ha reducido el crecimiento vegetativo de la población hasta las 105.388 personas, el nivel más bajo desde 2005.

Del total de fallecidos, tan solo un 2,8% era de nacionalidad extranjera, a pesar de que este colectivo supone más del 12% de la población residente en España, si bien en su mayoría es gente joven. De los fallecidos extranjeros, siete de cada 10 eran nacionales de países de la Unión Europea, que son los extranjeros residentes en España con edades medias más avanzadas.

Menos bodas

El número de matrimonios fue de 169.020 en 2010, lo que supone una caída del 3,6% respecto a las cifras del año anterior. De este modo, la tasa bruta de nupcialidad se redujo hasta 3,67 por cada 1.000 habitantes, frente a los 3,82 de 2009. En el 21,5% de las bodas que se celebraron al menos uno de los cónyuges era extranjero, porcentaje similar al de 2009 (21,8%). Los enlaces entre personas del mismo sexo representaron el 2,1% del total, frente al 1,7% del año anterior.

En cuanto a la esperanza de vida, aumentó en 2010 hasta los 82 años. Por sexo, alcanzó los 78,9 años en los varones y los 84,9 en las mujeres, con un incremento de 0,4 y 0,3 años, respectivamente, respecto a 2009.