Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ceapa teme que la reforma de 4º de ESO rompa la igualdad de oportunidades

La asociación mayoritaria de padres de alumnos también tiene dudas sobre el cambio de los programas cualificación profesional inicial

La Confederación Estatal de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa), mayoritaria en la enseñanza pública, ha criticado el establecimiento de los tres itinerarios previstos para 4º de la ESO, por considerar que segregará a los alumnos por sus resultados académicos. La federación prevé que "muchos institutos utilizarán las opciones de 4º para separar al alumnado según sus capacidades", ya que los profesores podrían orientar a sus estudiantes hacia las distintas ramas en función de calificaciones previas.

El actual borrador de real decreto para modificar algunos artículos sobre las enseñanzas mínimas en la ESO se establecen una serie de asignaturas obligatorias y tres ramas con asignaturas optativas, con mayor énfasis en la preparación humanista, científica y práctica, respectivamente. Para Ceapa, dado que los estudiantes de 4º de ESO deberán elegir tres materias de una de estas ramas, aquellos que escogiesen las opciones

1 y 2 "serían conducidos hacia el bachillerato", mientras que los que optasen por la tercera se verían avocados a la FP o al abandono temprano". "Al dirigir al alumnado hacia diferentes opciones según su capacidad y en base a unas evaluaciones que no tienen en cuenta las desigualdades socioculturales y personales se rompe el principio de la educación básica como instrumento de nivelación social y herramienta para la igualdad de oportunidades", subrayó Ceapa. Ninguna de las opciones, en todo caso, será excluyente, es decir, que no cerrará la puerta a ninguna rama de bachillerato ni a la FP si el alumno cambia de opinión al final de curso. En cualquier caso, la federación advirtió también que la posibilidad de que los centros reduzcan la oferta de asignaturas optativas si el número de alumnos es reducido conducirá a que "muchos centros educativos no ofertarán todas las materias de la menos prestigiosa opción tres".

Ceapa mostró asimismo su desacuerdo con que los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) no estén implantados en todos los institutos, pues muchos derivarán a parte de su alumnado a estos programas "para sacárselos de encima". Además, reclamó que en el texto se establezca que los módulos voluntarios de PCPI tengan que ofertarse en el mismo centro que los obligatorios, ya que de lo contrario "la mayor parte del alumnado prescindirá de realizarlos". Y criticó que se eliminen los requisitos que antes se exigían para que un joven de 15 años curse los PCPI, como la necesidad de una autorización por parte de la Administración educativa. A su juicio, ello "supondrá que muchos centros derivarán hacia esos programas a un número elevado de alumnos con dificultades educativas". Finalmente, Ceapa valoró como "positivo" que se facilite el acceso directo desde los módulos obligatorios de PCPI a los ciclos formativos de grado medio sin tener que superar la actual prueba de acceso, porque esto estimulará a los estudiante a permanecer más tiempo en la educación.

Todos estos cambios, marcados en la recientemente aprobada Ley de Economía Sostenible, entrarán en vigor, previsiblemente, en el curso 2012-2013.