Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cáritas atendió de urgencia a 800.000 personas el año pasado, el doble que en 2007

Los socios y donantes de la organización se duplicaron en 2009 y aumentaron un 5% los voluntarios

Cáritas prestó ayuda de primera necesidad a casi 800.000 personas en España en 2009, el doble que en 2007, según la última memoria de la organización (dependiente de la Iglesia católica), presentada hoy. Cáritas estima que "los números seguirán subiendo" por la persistencia de la crisis económica y la reducción de las ayudas públicas.

El número de personas que se beneficiaron de las ayudas de Acogida y Atención Primaria -destinadas a cubrir necesidades básicas como la alimentación, higiene o el pago de la factura del agua y de la luz- pasó de 633.315 en 2008 a 786.273 en 2009. Este último dato es el doble del registrado en 2007 (370.251). Los recursos invertidos en este capítulo superaron los 31 millones de euros, un 25% más que en 2008.

La memoria de la organización correspondiente a 2009 también revela que la organización invirtió 230 millones de euros el año pasado, 13 millones más que en 2008, lo que supone un incremento del 6% con relación a 2008 (217 millones) y del 15% respecto a 2007 (200 millones). Esos 13 millones más en inversión en 2009 provienen en su mayoría de "pequeñas aportaciones de particulares", según ha dicho el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, en una rueda de prensa. "Hemos tenido muchas aportaciones muy pequeñas, de 10 o 15 euros, lo que demuestra que en tiempos de crisis también aumenta la solidaridad incluso de quienes tienen problemas", ha manifestado.

En este sentido, los socios y donantes se han duplicado, pasando de 225.641 en 2008 a 472.873 en 2009. Asimismo, el número de voluntarios ha crecido un 5%, aumentando de 56.998 a 59.686 personas. De cada 100 euros invertidos por Cáritas en 2009, 62,13 proceden de donaciones privadas y 37,87 de subvenciones públicas. Por totales, de los 230 millones invertidos, la solidaridad privada sumó 142,9 millones frente a los 87,1 millones de fondos públicos.

Además de la ayuda asistencial de emergencia, 90.665 personas han formado parte de los programas de empleo e inserción laboral de la organización, lo que supone un aumento del 21% respecto a 2008 y ha supuesto una inversión de algo más de 28 millones, un 18% más que en 2008.

Las ayudas a la vivienda, dirigidas a personas que están en riesgo de perderla por impago de alquiler o hipoteca, también han aumentado en un 22%, pasando de 3 a 3,65 millones de euros.