Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

La sostenibilidad está en peligro

Actualmente, la afirmación de que la sanidad publica española esta viviendo un momento en el que su sostenibilidad está en peligro es algo que ya admiten todas las autonomías.

Desde hace años se vienen escuchando cada vez más voces de expertos y gestores sanitarios y financieros que hablan de la necesidad de realizar un diagnóstico real de la situación del sistema sanitario y sus problemas actuales y que se establezca un cronograma de actuaciones a medio y largo plazo para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario para las generaciones venideras

Desde la Comunitat Valenciana valoramos el reciente Pacto por la Sanidad como algo muy positivo. Hemos puesto en común los principales problemas a los que se enfrenta el sistema sanitario y coincidimos en el diagnóstico de que es necesario acordar medidas económicas que garanticen la sostenibilidad del sistema sanitario.

Pero seguimos demandado que es necesario elevar a las autoridades competentes en temas financieros, la necesidad de que este Pacto y las medidas acordadas para la contención de gasto se acompañen de medidas financieras. Hay que comunicar al Consejo de Política Fiscal y Financiera que hay que empezar a "insuflar" recursos económicos a la sanidad.

El análisis del problema al que nos enfrentamos es el siguiente: el gasto sanitario crece de manera exponencial porque la población se ha multiplicado considerablemente en los últimos años, ha aumentado mucho la esperanza de vida y no dejan de incorporarse a la cartera de servicios nuevas prestaciones (fármacos de ultima generación, tecnología de costes millonarios, nuevas líneas de investigación...)

Pero su financiación no ha crecido a ese ritmo. En el caso de la Comunitat Valenciana nos hemos visto obligados a aumentar año tras año la partida de la financiación autonómica destinada a la sanidad hasta alcanzar el 40% del total del presupuesto de la Generalitat.

En estos momentos somos la autonomía que más recursos económicos propios destina a la sanidad, lo que supone un montante económico de 5.720 millones de euros. Pero ese esfuerzo no ha ido acompañado de una financiación estatal adecuada a las nuevas necesidades del sistema sanitario, que ahora es urgente acometer.

Un ejemplo es que pese a ser la autonomía que más dinero destina a la sanidad, las cifras de financiación estatal sitúan a la Comunitat como la que obtiene menor financiación sanitaria por habitante, exactamente 1.140 euros por valenciano, frente a una media de 1.320 euros en toda España.

Esto supone un serio problema que es necesario solucionar cuanto antes. No debemos poner en peligro un sistema sanitario público como el que tenemos en este país, que es ejemplo para otros muchos países en muchos aspectos: ofrece una de las carteras de servicios más amplias que existen, es extremadamente ágil en la incorporación de nuevas tecnologías que facilitan la labor de los profesionales y mejoran los tratamientos de los pacientes, dispone del mejor y más completo programa de trasplantes y es equitativo e igualitario para todos los ciudadanos, independientemente de su nivel adquisitivo.

Es nuestra responsabilidad, como gestores sanitarios, que se alcancen estos objetivos. Debemos tener muy en cuenta que lo que estamos haciendo es garantizar una sanidad de calidad, equitativa y universal para todos nosotros y las generaciones venideras.

Manuel Cervera, consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana.