Acusado un párroco chileno por abuso e incitación a la prostitución

El sacerdote habría pagado 48 dólares por poder realizarles sexo oral a dos menores de 14 años

Otro caso de pederastia salpica a la Iglesia católica en medio de la acusación de encubrimiento a los delitos de un sacerdote en EE UU. Ha tenido lugar en Chile, donde hoy se ha abierto un proceso contra un cura de la localidad de Limache por abuso sexual de menores y de favorecer la prostitución.

Juan Henríquez Zapata, de 64 años y párroco en la ciudad de Limache, a unos 100 kilómetros al noroeste de Santiago, habría pagado 25.000 pesos chilenos, 48 dólares estadounidenses, para poder realizarles sexo oral a dos menores de 14 años. Los hechos ocurrieron en el domicilio del sacerdote.

La madre de una de las víctimas, que en un principio había respaldado las acusaciones de su hijo, ha cambiado su versión y asegura que el sacerdote no es responsable de las imputaciones y que los chicos se enfadaron con él porque "no les pagaba mucho" por trabajos que realizaban para el eclesiástico. Informa el diario El Mercurio.

Más información

Durante la audiencia, el sacerdote se retractó de su confesión de los hechos, asegurando que reconoció la autoría debido a las presiones externas recibidas y se declaró inocente de los delitos que se le imputan. El religioso no puede salir de Chile y debe firmar mensualmente durante el próximo medio año, plazo para la investigación judicial. No podrá acercarse a las víctimas durante ese periodo de tiempo.

Lo más visto en...

Top 50