El Gobierno compra nueve fincas para salvar las Tablas de Daimiel

Entre 3 y 4 hectómetros de agua procedentes de los pozos adquiridos se utilizarán de forma inmediata para sofocar el incendio subterráneo en el parque nacional

El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino ha adquirido nueve fincas, que suman 150 hectáreas, del entorno del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel por 2,2 millones, ha anunciado hoy el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu. El objetivo es regar el parque nacional, que desde hace semanas registra varios incendios subterráneos de turba a causa de la sequía, con el agua de los pozos de las fincas compradas por el Ministerio.

La última adquisición de terrenos fue la realizada en noviembre de 2008, cuando el Ministerio invirtió un millón de euros en la compra de 29 fincas en la zona, con una superficie de 130 hectáreas y unos derechos de agua de 51.353,80 metros cúbicos al año. Desde 2004, el Ejecutivo ha invertido 23,6 millones para comprar 87 fincas en el entorno, con una superficie total de 1.174 hectáreas, sin contar la última operación de compra-venta firmada hoy.

Más información

Según Puxeu, el Ministerio quiere adquirir "de forma inmediata" entre 700 y 900 hectáreas de la zona llamada "preparque" para recuperar los acuíferos y sofocar los incendios, sin descartar para ello la expropiación. "No pasaría nada, lo hemos hecho en otras ocasiones", ha apuntado.

De forma "inmediata" ha avanzado que se utilizarán entre 3 y 4 hectómetros de agua de los pozos adquiridos ahora para sofocar los incendios de turba, localizada en tres focos, y preparar el terreno para la inundación con agua procedente de la cabecera del Tajo, algo que ya cuenta con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica.

Puxeu ha dicho que el próximo día 3 se aprobará una dotación "al máximo autorizado" de agua a las Tablas en función de las necesidades del parque, de la capacidad de transporte de la tubería manchega y de la capacidad de la propia cabecera del Tajo. La ley sitúa este máximo en 60 hectómetros para tres años. Asimismo, ha señalado que el día 6 el Consejo de Ministros aprobará el trasvase.

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, es el último ejemplo de un ecosistema característico de la llanura central de la Península Ibérica conocido como tablas fluviales. La sobreexplotación del Acuífero 23, la ausencia de abundantes lluvias y el incendio de la turba del subsuelo han provocado un grave deterioro de este delicado ecosistema.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50