Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez ordena la entrega de un niño a su padre, condenado por malos tratos

El menor denunció a su progenitor por propinarle puñetazos en los hombros y dejarle encerrado

Un juzgado de Valencia ha ordenado la entrega de un niño de ocho años a su padre, que está condenado por malos tratos a su ex pareja y madre del menor. Sobre él pesan tres órdenes de alejamiento y también ha sido denunciado por malos tratos al pequeño.

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Valencia había puesto el día de hoy como límite para la entrega del niño al Grupo de Menores de la Policía Nacional (Grume), que se encargaría de la intermediación entre los progenitores. El juez titular, que debe determinar el régimen de visitas del menor debido a la condena que pesa sobre el padre, tomó esta decisión ante el retraso de ambos para ponerse de acuerdo, y estableció que el menor permaneciera con el padre entre el 8 de agosto y el 8 de septiembre.

"Encerrado sin cenar y sin beber agua"

Sin embargo, la madre, Lucía Moreno, quien tiene la custodia del pequeño, ha solicitado la suspensión de la decisión judicial. Alega que el niño no quiere ir con su padre. La juez suplente, quien ha habilitado el mes de agosto para tramitar el recurso, estudiará esta reclamación. Por su parte, el padre dispone ahora de cinco días para responder a la solicitud de su ex pareja, aunque mientras el juzgado resuelve el conflicto la orden del magistrado titular se mantiene vigente.

Moreno ha explicado que ella nunca se ha negado a que el menor vaya con su padre, sino que es el niño quien no quiere hacerlo debido a los malos tratos que, según dice, recibe y como consta en diversas diligencias de la Policía Local. "Dice que lo ha abandonado de noche para irse con mujeres, que le pega puñetazos en los hombros y la espalda, que lo ha dejado encerrado sin cenar y sin beber agua cuando se ha ido llorando, que recibe todo tipo de insultos y que lo ha humillado en público", ha explicado Moreno.

La mujer ha afirmado que si el juzgado no se pronuncia esta tarde, ella entregará al niño pues no quiere incurrir en ningún delito, pero ha destacado que está sufriendo por el daño que se le está haciendo al pequeño. Moreno ha reclamado que alguien vea "qué está pasando" para que un niño no quiera ver a su padre.