El mito de beber ocho vasos de agua al día

Científicos estadounidenses concluyen que "no existen pruebas definitivas" de que mucho agua ayude a no aumentar de peso o mejore la piel

La popular recomendación de beber ocho vasos de agua al día podría tener más de mito que de realidad científica. Dos investigadores de la Universidad de Pensilvania, en EE UU, han concluido, tras examinar los efectos de beber tanta cantidad de agua, que "no existen pruebas definitivas" de que la práctica ayude a no aumentar de peso o mejore la salud de la piel.

Los nefrólogos Dan Negoianu y Stanley Goldfarb, especialistas en trastornos renales, han analizado si efectivamente ocho vasos de agua al día sirven para eliminar las toxinas e incrementan la actividad de los órganos. Según estos científicos, que publican sus resultados en la última edición de Journal of the American Society of Nephrology, "no se sabe de dónde surgió esta recomendación".

En el caso de los deportistas o personas que viven en climas muy cálidos y secos, beber mucho agua es mejor, porque ayuda a compensar el líquido perdido en la sudoración, pero en el caso de personas sanas, no existen estudios concluyentes.

Falta de evidencias "significativas"

Hasta ahora se creía que la recomendación de los ocho vasos facilitaba eliminar las toxinas del cuerpo aumentando la actividad del riñón. Según los científicos, aunque este proceso se produce, sólo hasta cierto grado, y no hay evidencias sólidas de que sea saludable en personas sanas.

Tampoco han podido documentar que beber agua en pequeños tragos durante el día aumente la actividad general de todos los órganos. Además, no existe una relación "significativa" entre beber poco agua y la aparición de frecuentes dolores de cabeza.

Tras analizar las ventajas del agua como tratamiento de belleza, por ejemplo, para rejuvenecer la piel, los investigadores aseguran que sólo es seguro que las personas que no beben suficiente tienen una piel deshidratada, que parece envejecida.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS