Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hombres dispondrán de un permiso de paternidad de dos semanas que llegará a un mes en 8 años

La Ley de Igualdad contempla bonificaciones por maternidad para autónomas y un subsidio para menores de 21 que no hayan cotizado

Los hombres dispondrán de un permiso de paternidad de 15 días, que el Gobierno ampliará "de forma progresiva y gradual" hasta las 4 semanas de duración en los próximos 8 años, según el dictamen del proyecto de ley de igualdad aprobado hoy por la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales del Congreso. La propuesta legislativa, que ha salido adelante con el apoyo de todos los grupos parlamentarios excepto del PP, que se ha abstenido, también incluye un subsidio durante 42 días para las mujeres menores de 21 años que den a luz y que no cumplan con el período mínimo de cotización, siempre que estén dadas de alta en la Seguridad Social.

Para las madres de edades comprendidas entre los 21 y los 26 años, se fija el mismo subsidio si han cotizado 90 días en los siete años inmediatamente anteriores al parto o 180 días en toda su vida laboral. Ahora el proyecto, cuyo objetivo es acabar con la discriminación que sufre la mujer y lograr que la igualdad legal vaya acompañada de una igualdad real, será debatido por e Pleno del Congreso.

Cuando entre en vigor la norma, previsiblemente en marzo del próximo año, los hombres dispondrán de un permiso de paternidad independiente al de la madre de 15 días. Tal y como estaba previsto, los días del permiso podrán ser disfrutados a tiempo parcial, de tal manera que podrá elevarse al un mes. Durante su intervención en la Comisión, Monteserín ha pedido que el permiso de paternidad no se convirtiera en el "nudo gordiano" del debate, porque, según ha dicho, lo importante no es la duración el mismo, sino que, por primera vez, se abre la puerta a un derecho, que tiene que ser "visible y sumible" al menos por el 80% de los hombres.

Igualdad en las empresas y en las listas electorales

Esta futura normativa no sólo afecta al ámbito laboral, sino que también quiere impulsar la igualdad en el ámbito de las instituciones, en la representación política y en los órganos de dirección de las empresas e incluye además medidas para combatir la discriminación laboral y el acoso sexual. La Comisión ha estado suspendida durante casi dos horas para que los distintos grupos pudieran llegar a un acuerdo lo más amplio posible, en palabras de la portavoz del PSOE, Virtudes Monteserín, quien ha esgrimido las 25 enmiendas transaccionales que se han pactado para sostener que "cualquier grupo puede sentirse cómodo" con la propuesta aprobada hoy. La ley también establece la paridad en las listas electorales, que afectará en principio sólo a los municipios de más de 5.000 habitantes, pero en las elecciones del 2011 tendrán que adaptarse también los que tengan más de 3.000 residentes.

La Ley de Igualdad también reservará un apartado a las mujeres del ámbito rural. El Gobierno desarrollará la figura jurídica de la titularidad compartida para que se reconozcan plenamente los derechos de las mujeres en el sector agrario, su protección de la Seguridad Social así como su trabajo. Por último, la futura Ley atenderá a situaciones de especial vulnerabilidad de mujeres pertenecientes a minorías, inmigrantes, menores de edad, discapacitadas y mayores.

El Partido Popular decidió finalmente abstenerse al no compartir medidas como la paridad en las listas electorales, así como la obligatoriedad de negociar planes de igualdad en las empresas.