Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La NASA retrasa hasta mañana el aterrizaje del 'Discovery' por problemas meteorológicos

EE UU espera con expectación y dudas la llegada del transbordador

La agencia espacial estadounidense (NASA) ha decidido posponer hasta mañana el aterrizaje del transbordador Discovery, inicialmente previsto para esta mañana, debido a las malas condiciones meteorológicas en el Centro Espacial Kennedy, en Florida. Su regreso a la tierra tras su viaje a la Estación Espacial Internacional está condicionado por las dudas sobre la seguridad de la nave, de la que se desprendieron algunos fragmentos del material aislante durante el despegue, problemas que fueron supuestamente solucionados por los astronautas. La avería trajo a la mente las imágenes del transbordador Columbia, que se desintegró con sus siete tripulantes a bordo, en 2003 al entrar en la atmósfera.

Pese a que se preveían unas condiciones meteorológicas favorables para la mañana de hoy, las nubes que cubren hoy el centro espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, y que hubieran obstaculizado la visibilidad de la comandante, Eileen Collins, han obligado a un primer retraso, anunciado a primera hora de esta mañana. Si en un principio estaba previsto que la nave aterrizase a las 10.46 (hora peninsular española), su regreso ha sido pospuesto hasta el siguiente periodo propicio, a las 12.22, siempre que las condiciones atmosféricas lo permitiesen. No ha sido así, por lo que la agencia espacial ha decidido retrasar hasta mañana el aterrizaje del transbordador.

Los astronautas han sido informados del primer retraso por el Centro Espacial Johnson, en Houston (Texas). Posteriormente, han sido informados de que deberán permanecer en el espacio un día más, hasta mañana. Si las malas condiciones atmosféricas persisten en Florida, la nave podrá utilizar las pistas de aterrizaje del centro Edwards, en California, o las del centro de Nuevo México. En todo caso, la primera ocasión favorable para el aterrizaje se disfrutará en Florida, a las 11.08 de mañana.

El aterrizaje del Discovery se está esperando con ansiedad desde que se conoció que la nave perdió algunas piezas del material aislante del fuselaje durante el despegue, el pasado 26 de julio. La avería obligó a los astronautas a efectuar reparaciones durante la misión, que les llevó a la Estación Espacial Internacional. Según la NASA, aunque las reparaciones no han sido completas, el transbordador está en perfectas condiciones para acometer la delicada operación de entrada en la atmósfera, en la que la nave alcanza unos 1.300 grados de temperatura. Si el Discovery no resiste esas temperaturas, podría desintegrarse, como le ocurrió a su gemelo, el Columbia, que desapareció al entrar en la atmósfera de la tierra en 2003, muriendo sus siete tripulantes.

Ansiedad en EE UU

Pese a que se han ultimado todas las medidas de control, la opinión pública estadounidense ve con ansia la llegada a la tierra. EE UU ya ha vivido dos catástrofes con sus transbordadores. Además de la desintegración del Columbia en 2003, en el 1986 el Challenger estalló nada más despegar. La del Discovery es la primera misión de un transbordador espacial desde el desastre del Columbia.

Las autoridades espaciales estadounidenses han suspendido de momento las misiones ya que los escombros que cayeron en el despegue del Discovery ponen de manifiesto que son necesarias medidas adicionales de seguridad.