REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Los padres de un niño enfermo podrán concebir otro para salvarle la vida

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, presenta el borrador de la nueva ley de reproducción asistida

Las familias con un hijo enfermo podrán concebir otro sano para curar o salvar la vida del primero. Esa es una de los principales objetivos del borrador de la nueva ley de reproducción asistida, presentado hoy por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, con el objetivo de "facilitar al máximo que las parejas con problemas de fertilidad puedan tener hijos".

Más información

El borrador llegará al Consejo de Ministros el próximo mes de marzo para su posterior debate en el Parlamento por lo que se prevé que la ley pueda estar aprobada en 2006. En una conferencia pronunciada en el Club Diálogos para la Democracia, Salgado ha precisado también que este borrador regula la prevención y tratamiento de enfermedades de origen genético o hereditario y las condiciones en las que podrá autorizarse la utilización de gametos y preembriones humanos con fines de investigación.

La ley prohibirá expresamente la clonación de seres humanos con fines reproductivos, en concordancia con lo establecido por la Constitución Europea. Al igual que ocurre en la actualidad en la fecundación in vitro y técnicas afines, sólo se autorizará la transferencia de un máximo de tres preembriones por mujer y ciclo reproductivo. Sin embargo, como novedad, este borrador elimina la limitación de ovocitos a fecundar en cada ciclo reproductivo.

Diagnóstico preimplantacional

Otro de los aspectos novedosos de el borrador es que generaliza la posibilidad de investigar con preembriones sobrantes, suprimiendo así la limitación establecida en la ley de 2003 por la que sólo podía investigarse con los embriones que hubieran sido congelados antes de la entrada en vigor de esa ley. "Ya no será preciso que las familias españolas tengan que acudir a otros países para permitir que se desarrollen este tipo de técnicas que permitan curar a un hermano", ha afirmado Salgado.

El borrador presentado hoy permite, en casos excepcionales, y con autorización expresa de las autoridades sanitarias, el uso de técnicas de diagnóstico preimplantacional (antes de que el embrión se haya implantado en el útero) con fines terapéuticos para terceros. Hasta ahora estas técnicas sólo eran posibles para prevenir una enfermedad del propio embrión en el futuro.

La donación de gametos y preembriones, que nunca tendrá carácter lucrativo o comercial y que será anónima, se establecerá mediante un contrato gratuito, formal y confidencial entre el donante y el centro autorizado. El Ministerio de Sanidad creará un Registro Nacional de Donantes de gametos y preembriones con fines de reproducción humana, que también consignará los hijos nacidos de cada uno de los donantes, la identidad de las parejas o mujeres receptoras y la localización original de unos y otros en el momento de la donación y de su utilización.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50