Los jóvenes tienen que destinar el 90% de su sueldo para comprar una vivienda en Madrid

El Consejo de la Juventud reclama la intervención del Gobierno porque "la vivienda es un derecho constitucional"

El endeudamiento de las familias por la compra de una vivienda afecta sobremanera a los jóvenes, que destinan de media el 56% de su sueldo para poder comprar una casa, según un estudio del Consejo de la Juventud (CJE). En Madrid, con el precio del suelo desorbitado, el porcentaje se dispara hasta el 90%. Ante esta situación asfixiante, muchos de ellos optan por no independizarse y seguir viviendo junto a sus padres, según Carmen Trilla, autora del tercer boletín del Observatorio Joven de Vivienda en España.

Más información

Para llegar a estas conclusiones, se ha tomado como punto de partida el salario medio de los jóvenes y el pago de un préstamo hipotecario equivalente al 80% del precio medio de la vivienda en España, a 25 años y al tipo de referencia del mercado hipotecario de cada trimestre.

La media resultante asciende al 56% del sueldo, aunque hay variaciones muy importantes entre comunidades. El endeudamiento es más llevadero para los denominados hogares jóvenes (en los que al menos hay dos salarios para hacer frente a la hipoteca). En esos casos, el porcentaje destinado al pago de la vivienda se reduce hasta un 34%. El informe considera como umbral tolerable destinar el 30% de los ingresos a pagar el préstamo hipotecario.

Madrid, imposible

Los jóvenes madrileños son los que más difícil lo tienen. En la capital, si el joven medio quiere comprarse una casa, tiene que destinar el 90% de su sueldo para pagarla. Un hogar joven destinaría el 58%. En el lado opuesto se sitúan los extremeños, que deben aportar un 30 y un 18% del salario, respectivamente. Además de Madrid, los jóvenes tienen más difícil el acceso a la vivienda en País Vasco, Cataluña y Baleares, y es menos costoso acceder a ella en Murcia, Galicia, Castilla-La Mancha y la ya mencionada Extremadura.

En cualquier caso, prácticamente en ninguna comunidad los jóvenes pueden acceder a un coste tolerable con su sueldo para comprar una vivienda. Así, mientras que, teniendo en cuenta las actuales condiciones financieras, podrían llegar a pagar un precio máximo de 74.000 euros, el precio medio de mercado se sitúa en algo menos de 150.000. Cabe destacar también que en el último trimestre el precio de la vivienda ha subido cuatro veces más que el salario medio de los jóvenes españoles.

El presidente del Consejo de la Juventud, David Ortiz, ha señalado que si a la desproporción entre el precio de la vivienda y el salario medio de un joven se une la inestabilidad laboral resulta que "los jóvenes no sólo tienen más dificultad para acceder a una vivienda sino que los que ya la han adquirido tienen problemas para pagar una hipoteca". Además, ha criticado que el Gobierno se escude en la dinámica del mercado. "El mercado de la vivienda no es como la de los coches, porque la vivienda es un derecho constitucional y el Ejecutivo debe intervenir", ha añadido.

La situación es aún más dramática si quien compra es mujer. En ese caso, debido a la diferencia de unos 2.000 euros en el salario con respecto al hombre, la mujer tiene que invertir un 10% más de dinero para el futuro hogar.

Lo más visto en...

Top 50