Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLAN FAMILIA

El PSOE promete ayudas de 3.000 euros por el segundo hijo y de 6.000 por los siguientes

Los socialistas crearán una red de escuelas infantiles para 250.000 familias si ganan las elecciones.- El PP critica que el proyecto no especifique la financiación y lo califica de "inviable y ficticio"

El PSOE ha propuesto el establecimiento de una prestación económica de 3.005 euros (500.000 pesetas) por el nacimiento del segundo hijo y de 6.010 euros (un millón de pesetas) para el tercero y cada uno de los siguientes, así como la creación de una red de escuelas infantiles para 250.000 familias. Estas son dos de las medidas incluidas en el Plan Familia presentado esta mañana por los socialistas, cuyo objetivo es, según el líder socialista, que los españoles "puedan ejercer su derecho a tener hijos".

Según Zapatero, resulta "absolutamente imprescindible" que haya voluntad política para construir en España "una auténtica política de ayuda a la familia".

Se trata del plan estrella en política social del PSOE, un proyecto en el que llevan trabajando más de un año varias secretarías y que será incluido en el programa electoral para las elecciones de 2004. El plan supone una inversión de 6.000 millones de euros (un billón de pesetas) en cinco años, que situaría la inversión social en el 2,2% del PIB mientras que en la actualidad se sitúa en el 0,4%.

PLAN FAMILIA DEL PSOE

Características del proyecto

-Inversión: 6.000 millones de euros
-Tiempo de realización: cinco años
-Elevará la inversión social al 2,2% del PIB (hoy, 0,4%)
-Permitirá la creación de 70.000 puestos de trabajo

Principales propuestas
-Ayuda de 3.005 euros por el primer hijo y de 6.010 por los siguientes
-Permiso de paternidad pagado de cuatro semanas
-Incluir en el IRPF las desgravaciones por hijo en la cuota
-Elevación de la prestación por hijo a cargo a 1.202 euros
-Ayuda a domicilio para el 60% de la población dependiente
-Creación de 180.000 viviendas de protección oficial al año

Con este plan, realizable en cinco años, los socialistas pretenden situar a España en la media europea de ayuda a las familia, y en él hay otras medidas como la modificación del IRPF para incluir las desgravaciones por hijo en la cuota y el establecimiento de un permiso de paternidad de cuatro semanas de uso exclusivo del padre.

El PSOE parte de la constatación de que España es el país con menos ayudas públicas por hijo, y donde las mujeres tienen más dificultades para incorporarse al mercado laboral, por los obstáculos que supone para conciliar su trabajo con la creación de una familia.

Todo ello conduce a que España tenga una de las tasas de fecundidad más bajas de su entorno, que sólo remontará, en opinión de los socialistas, con una "reforma radical" de las políticas sociales.

"Es un proyecto ambicioso de transformación y modernización social de España. El cambio social más importante desde la transición para el que es imprescindible la voluntad política de llevarlo a cabo". En este sentido, el secretario de Política Económica del PSOE, Jordi Sevilla, que acompañaba a Zapatero en la presentación, que el objetivo económico de las medidas no es compatible con la Ley de Equilibrio Presupuestario del Gobierno pero sí con el Pacto de Estabilidad de la UE.

Permiso de paternidad

En el plan, los socialistas incorporan una de sus iniciativas recientemente rechazadas en el Congreso de los Diputados: un permiso de paternidad de cuatro semanas para uso exclusivo del padre hasta la edad de nueve meses del hijo. Este permiso, que sería cofinanciado entre la Seguridad Social y la empresa, busca la coimplicación de los padres en el cuidado de los hijos y pretende evitar la discriminación de la mujer en el ámbito laboral, ya que muchas empresas esgrimen como pretexto para contratar a un hombre que éste no se pondrá de baja por maternidad.

En materia fiscal, Zapatero ha explicado que hay que hacer un esfuerzo hacia las familias con menos ingresos económicos, con el fin de que las que no realizan la declaración de la renta reciban las mismas prestaciones que las familias que sí la realizan. Del mismo modo, proponen la modificación del IRPF para incluir las desgravaciones por hijo en la cuota en lugar de en la base.

Las propuestas socialistas también incluyen la elevación de la prestación por hijo a cargo a 200.000 pesetas (1.202 euros) y la creación de un tercer supuesto de deducción de 400.000 (2.404 euros) pesetas para los casos de familias con cinco hijos o más.

Por otro lado, el PSOE propone, según ha explicado Zapatero, el establecimiento de servicios de ayuda a domicilio al menos para el 60% de la población dependiente y del 100% de la población con discapacidad severa. Igualmente, apuesta por crear una red de escuelas infantiles de 0 a 3 años para atender las necesidades de unas 250.000 familias así como abrir los centros docentes durante 11 meses al año, siete días a la semana y doce horas al día. En opinión de los socialistas, el desarrollo de estos servicios permitiría la creación de 70.000 puestos de trabajo al año.

El plan socialista también prevé la necesidad de abordar el problema de la vivienda con la creación de 180.000 viviendas de protección oficial al año. Del mismo modo, ha señalado la necesidad de un cambio normativo y organizativo del proceso de las adopciones internacionales que "en España es un auténtico calvario".

Plan "fantasma"

Las críticas desde las filas populares al plan del PSOE no se han hecho esperar. La responsable de Asuntos Sociales y Políticas de Inmigración del PP, Angeles Muñoz, ha afirmado hoy que el Plan de Familia presentado esta mañana por el PSOE es un proyecto "fantasma, ficticio e inviable", ya que no va acompañado de ningún presupuesto.

Angeles Muñoz ha explicado que las propuestas del PSOE conducen a un aumento de los impuestos y ha asegurado que, por contra, "durante los seis años que lleva gobernando, el PP ha demostrado que cree firmemente en la familia y que seguirá apostando por ella".