_
_
_
_
_

«Ha sido como volver a nacer»: Gisele confiesa por qué dejó el alcohol hace dos años

La modelo se sinceraba esta semana explicando el cambio de hábitos que se obligó a llevar a cabo para paliar sus problemas de ansiedad

gisele-bundchen-surprise-nyfw-return-091123-tout-52dfeee50a21485a9c07c86e29c21f33(1)
Getty

«A los veinte años sufría ansiedad, depresión y tenía constantes ataques de pánico». La supermodelo Gisele Bündchen se confesaba la pasada semana en un encuentro público de la firma de suplementos vitamínicos Gaia Herbs, marca de la que es imagen. Cuando se le preguntó por su estilo de vida, la brasileña confesaba que en su juventud, cuando estaba en la cima de su carrera, sus hábitos le pasaron factura: «cuando eres joven crees que nada puede afectarte, pero al final tu cuerpo te lo hace saber», explicó.

Visitó a varios especialistas y, además de acudir a terapia, descubrió la meditación.»Llevo 20 años practicándola, levantándome a las cinco de la mañana. Me he dado cuenta de que mi cuerpo es mi templo». Hace dos años dejó el alcohol y el café para evitar sufrir episodios ansiosos: «En lugar de levantarme, fumarme dos cigarrillos y hacerme un capuccino, me voy a correr y medito cuando llego. Dejar de beber ha sido como renacer. Me ha costado, porque somos animales de costumbres, pero mi vida ha cambiado por completo», explica la modelo.

Gisele no es la única celebridad que ha confesado recientemente haber dejado el alcohol. Hace un año, la modelo Chrissy Teigen celebraba a través de Instagram su primer año sobria. Confesaba que se consideraba «una alcohólica funcional» y que beber se había convertido «en una rutina embarazosa». Este verano, el actor T0m Holland confesaba en un podcast que se había asustado al ser consciente de su dependencia del alcohol: «tras unas navidades un poco agitadas decidí permanecer sobrio durante el mes de enero. Fue entonces cuando me di miedo a mí mismo, porque en lo único que pensaba era en beber». «O pasaba página o me hundía», confesaba hace un año Miley Cyrus respecto a sus problemas con la bebida. «No puedo decir que he estado sobria todo este tiempo, porque el confinamiento me pasó factura» explicaba. La artista decidió dejar definitivamente el alcohol para no volver a caer en la depresión: «no hay que enfadarse con uno mismo por haber bebido, sólo preguntarse qué ha pasado  por qué».

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_