Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera, la vida más allá de la política

El exlíder de Cs publica un libro con su historia y planea dar conferencias y asesorar a mandatarios latinoamericanos

En foto, Albert Rivera anuncia su renuncia a la política. En vídeo, las palabras de Rivera con las que se despide de la política.

“La vida es mucho más que la política”, confió Albert Rivera casi como un anhelo en el discurso en el que puso fin a su carrera como líder de Ciudadanos tras una debacle con pocos precedentes en la historia electoral española. 90 días después de aquella precipitada caída, su partido aún no ha elegido sucesor y Rivera sigue buscando proyectos profesionales, pero los caminos de Ciudadanos y de su exlíder confluyen este próximo mes de marzo. Ese mes, los días 14 y 15 la asamblea extraordinaria de Cs elegirá al nuevo presidente o presidenta del partido, y dos semanas más tarde Rivera regresará —al menos temporalmente— a la esfera pública. El día 31 verá la luz el libro que ha escrito para contar su historia, “la historia de un ciudadano libre”, una obra que intriga a un partido que aún no dispone de un relato consensuado de por qué se hundió en las urnas. En los planes de Rivera, a sus 40 años recién cumplidos, está impartir conferencias y asesorar a mandatarios latinoamericanos pero, según su círculo cercano, no pretende volver a la política.

“¿Tú sabes qué cuenta?”, se preguntan estos días unos a otros en la cúpula de Ciudadanos. El partido se interroga sobre el contenido del libro que su exlíder ha preparado a toda velocidad —lo ha escrito en tres meses— para que se publique coincidiendo con el momento más importante para las ventas editoriales en Cataluña, la fiesta de Sant Jordi. Esta semana acaba de entregar el borrador terminado a Espasa Calpe, según confirman en la editorial. La mayoría de los dirigentes de Cs reconocen que nadie sabe qué va a desvelar y no esconden su profunda curiosidad: el relato del líder sobre el desplome está inédito. Rivera se sumió en el silencio público desde su dimisión y no ha concedido entrevistas ni ha explicado las razones por las que cree que se hundió en las urnas, desde los 57 escaños a 10. “Pronto os contaré mi historia”, ha anticipado en el breve anuncio que ha difundido él mismo sobre el libro: quiere dar su versión.

Rivera cree que no se equivocó en el análisis sobre Pedro Sánchez y en su decisión de no llegar a un acuerdo con el PSOE, según explican en su círculo político en Ciudadanos, donde responsabilizan de los problemas del partido principalmente a los dirigentes críticos que dimitieron con sonoros portazos tras discrepar de la estrategia del veto al PSOE. Aunque los afines a Rivera esperan que sea “elegante”, tampoco descartan que señale a los críticos porque “estaba muy cabreado con ellos cuando se fue, consideraba que habían traicionado al proyecto”, cuenta un dirigente de su entorno.

Además de la dedicación al libro, Rivera ha activado estos meses contactos en busca de proyectos profesionales. Sin prisa, disfrutando de la vida personal tras 13 años de política de alta intensidad. “Hablamos sobre todo de cine, está recuperando el tiempo perdido”, relata un diputado de Ciudadanos. Esta primavera volverá a ser padre con la cantante Malú (ya tiene una hija, Daniela, de una pareja anterior). En los últimos días se ha reunido con Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, aunque fuentes de su entorno descartan que vaya a emprender un camino televisivo. También rechazan que vaya a postularse para presidir la Real Federación Española de Fútbol, como publicó La Razón.

En sus planes más inmediatos sí está un contrato con la consultora Thinking Heads, dedicada a la proyección de líderes —que tiene en su cartera a otros expolíticos como los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero— para impartir conferencias. Fuentes del sector afirman, no obstante, que en España, a diferencia de EE UU, ningún expolítico vive de dar conferencias y el 80% de estas no se remunera. Antes de la política, Rivera trabajaba como abogado en La Caixa, pero de momento ha rehuido buscar un empleo “convencional” en el mundo jurídico. Entre sus intenciones está también la posibilidad de asesorar a algún presidente latinoamericano. Mantiene muy buena relación con el presidente de Colombia, Iván Duque.

El libro de Rivera impactará en el debate sobre el futuro de Ciudadanos, porque se publicará solo 15 días después de que su sucesor tome las riendas. De momento, según varias fuentes de la dirección, Rivera se mantiene al margen sin influir en el partido, aunque sigue hablando con su mano derecha, José Manuel Villegas, en la gestora. En su entorno descartan que quiera volver a la política, pero con una historia tan inusual —salió de forma traumática, joven, sin haber alcanzado el poder— en Cs nadie quiere darle por amortizado. “La vida da muchas vueltas: mira a Pedro Sánchez, que estaba muerto políticamente hace solo tres años”, ejemplifica un dirigente cercano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >