Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado ignora la petición de Alonso de confirmarle como candidato en País Vasco

El líder del PP en Euskadi reclama "acabar con las especulaciones" y la organización territorial activa la maquinaria electoral para cerrar filas

El presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, a su llegada a la sede de Vitoria, este jueves. En vídeo, Alonsoo asegura que tiene "la confianza" de Casado. FOTO: L.RICO | VÍDEO: EP

El PP evitó este jueves confirmar que Alfonso Alonso será el candidato a las elecciones autonómicas, pese a que su líder en Euskadi pidió expresamente por la mañana “cerrar las especulaciones”. Génova no se da, de momento, por aludida ante las presiones del PP vasco, que convocó una junta extraordinaria para cerrar filas con Alonso y activar la maquinaria electoral. La organización territorial ha incorporado como vicesecretario de Estudios y Programas a Borja Corominas después de que Génova frenara su nombramiento como sustituto de Borja Sémper.

“Hay mucho ruido, se abren muchas especulaciones y conviene cerrarlas”, declaró Alonso a primera hora de la mañana de este jueves. La cúpula del PP no se dio por aludida y evitó confirmar a su líder en Euskadi como candidato a las próximas elecciones vascas, aún sin fecha. Fuentes de la dirección de Génova justitican ese suspense en que aún no hay convocatoria oficial de los comicios y que hay que respetar tanto los procedimientos internos del partido como la negociación con Ciudadanos para presentarse con listas conjuntas. Pero en Galicia tampoco se ha fijado fecha para las elecciones autonómicas y nadie en la cúpula del PP ha puesto en duda o condicionado la candidatura del presidente de los populares gallegos y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Por otro lado, nadie en Ciudadanos, que tiene 10 escaños en el Congreso y está administrado por una gestora, ha puesto pega alguna a Alonso públicamente hasta hoy.

En ese contexto, el PP vasco ha celebrado este jueves por la tarde una junta directiva extraordinaria para escenificar un cierre de filas en torno a Alonso y presionar a Génova para que le confirme como candidato y frene las especulaciones. La visita a la sede nacional del partido de Rosa Díez y Fernando Savater el pasado 17 de enero, el mismo día en que José María Aznar se entrevistó con Casado, ha contribuido a alimentar ese “ruido” que Alonso pide acallar confirmando su candidatura. El líder del PP vasco también se reunió hace unos días con el presidente popular. Casado afirmó en una entrevista en TVE el martes que cuenta con su “confianza” pero de momento, se niega a zanjar las especulaciones confirmando que será el candidato. Este jueves, por ejemplo, no se detuvo a responder preguntas de la prensa tras la reunión con el grupo parlamentario popular en el Congreso.

Mientras, en su junta directiva, el PP vasco ha activado la maquinaria electoral para ratificar su confianza “en el proyecto político” de Alonso y diseñar el equipo de campaña. Así, han incorporado como vicesecretario regional de Estudios y Programas a Borja Corominas, el concejal en San Sebastián que los populares vascos quieren como sustituto de Borja Sémper al frente del PP de Gipúzkoa y cuyo nombramiento Génova ha dejado también en suspenso.

En el PP vasco empieza a calar la idea de que el entorno de Casado se está cobrando algunas facturas pendientes con Alonso, uno de los últimos sorayistas con poder en el PP. Alonso y Borja Sémper se desmarcaron de la fotografía de Colón, en la que el PP, Ciudadanos y Vox se conjuraron de manera pública contra el presidente Pedro Sánchez tras la moción de censura que desbancó a Mariano Rajoy; el pasado septiembre los populares vascos celebraron una convención para remarcar su carácter foralista y autonomista frente a los mensajes recentralizadores que empezaba a abrazar la organización nacional.  La presión creció en diciembre cuando Cayetana Álvarez de Toledo aseguró que  “el momento político actual es "más difícil que cuando ETA mataba". El penúltimo episodio del desencuentro fue el abandono de la política del concejal Borja Sémper, que en las anteriores municipales y forales prescindió de la marca del PP para lograr un puesto en el Ayuntamiento de San Sebastián.

Varios dirigentes del PP vasco echaron este jueves en falta, en privado, la figura de un secretario general que intente reconducir la situación. “Teodoro García Egea es el único secretario general que no ha visitado Euskadi para resolver las diferencias”, pese a ejercer desde julio de 2018, criticaron estas fuentes.

Preguntado por la situación de Alonso, Feijóo lanzó un mensaje ambiguo. Por un lado, recordó que los órganos competentes para designar a los candidatos son el comité electoral del PP vasco y el comité electoral del PP nacional, pero al tiempo alabó al líder del partido en Euskadi: “Es un excelente político comprometido con el pasado del PP vasco, con el presente y con el futuro”. Es cierto que es el comité electoral nacional el que decide sobre los candidatos, pero la tradición del partido es que los líderes regionales sean los aspirantes a las presidencias autonómicas. Casado rompió esa costumbre al situar a la exatleta Ruth Beitia como candidata por Cantabria y a la empresaria Teresa Mallada por Asturias en lugar de María José Sáenz de Buruaga y Mercedes Fernández, respectivamente. Beitia dimitió antes de los comicios tras unas polémicas declaraciones en las que comparaba el maltrato animal y la violencia machista. Mallada sí se presentó a las elecciones asturianas y la que dimitió posteriormente fue Fernández al frente del PP del Principado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información