Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey reafirma el compromiso europeísta de España tras el Brexit

Felie VI elogia los esfuerzos de China para combatir el coronavirus y ofrece la solidaridad española

El rey Felipe VI y la reina Letizia durante la recepción del cuerpo diplomático acreditado en España en el salón de Gasparini del Palacio Real de Madrid.
El rey Felipe VI y la reina Letizia durante la recepción del cuerpo diplomático acreditado en España en el salón de Gasparini del Palacio Real de Madrid. EFE

Cinco días después de la salida del Reino Unido de la UE, el Rey ha reafirmado este miércoles el compromiso de España con la comunidad europea. “En el escenario actual de cuestionamiento por algunos, España reafirma su vocación europeísta con vistas a liderar una mayor integración de la construcción europea, como el mejor instrumento a nuestra disposición para ser actores relevantes en la era de la globalización”, ha dicho Felipe VI en la recepción al cuerpo diplomático acreditado en Madrid.

Los Reyes han recibido en el Salón del Trono del Palacio Real a unos 120 embajadores y diplomáticos en representación de otros tantos países y organizaciones internacionales. El gran ausente ha sido Bolivia, debido a la expulsión en diciembre de su personal diplomático en España tras el incidente en la Embajada mexicana en La Paz, mientras que Venezuela ha estado representada por el Gobierno de Nicolás Maduro a través de su encargada de Negocios, Livia Suárez.

Esta es la quinta ocasión en que Felipe VI recibe a los embajadores extranjeros desde que inició su reinado en junio de 2014. La tradicional recepción de principios de año no se celebró en 2016 por encontrarse el Gobierno en funciones. Por vez primera no ha acudido el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que ha viajado a Bruselas para reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que está celebrando una ronda de consultas sobre las perspectivas financieras de la UE para el periodo 2021-27. En representación del Gobierno ha asistido la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

En respuesta al nuevo nuncio del Vaticano en España, el filipino Bernardito Auza, quien le felicitó el año en nombre de todos, el Rey ha pasado revista al panorama internacional, con un discurso continuista en política exterior, pese a la incorporación de Unidas Podemos al Gobierno.

Felipe VI ha calificado de “momento triste que todos lamentamos” la consumación del Brexit y ha apostado por asentar sobre “fundamentos sólidos” la nueva relación con el Reino Unido, con el que se seguirán compartiendo “valores, perspectivas e intereses”. Lejos de caer en el pesimismo, ha asegurado que la UE tiene por delante un “reto ilusionante” y ha asegurado que “España se propone ser uno de los motores europeos” y participar “en todas las vanguardias, cooperaciones reforzadas e iniciativas encaminadas a profundizar el proyecto europeo”.

En concreto, ha apostado por “consolidar a la UE como actor global con autonomía estratégica”; priorizar la transición ecológica con un “pacto verde europeo”; acelerar la digitalización de la economía; completar la unión económica y monetaria; profundizar el mercado interior; desarrollar la Europa de la defensa; dar contenido a la Europa social y negociar un marco financiero “justo”. Un ambicioso programa europeísta que se completa con una mayor democratización de las instituciones, transparencia y participación para lograr el “respaldo activo de los ciudadanos”.

El Rey ha enmarcado en el contexto europeo el reto migratorio, subrayando que debe ser “considerado y gestionado como una oportunidad y no como una amenaza”, y ha abogado por “una genuina política europea de migración y asilo, capaz de equilibrar responsabilidad y solidaridad”.

En presencia del encargado de Negocios de China en Madrid, Yao Fei, el Monarca ha trasladado al pueblo chino la “más sincera expresión de solidaridad y apoyo [de los españoles y del Gobierno] en estos momentos especialmente difíciles de emergencia sanitaria”. Ha “valorado muy positivamente los importantísimos esfuerzos y medidas puestos en marcha” por Pekín para combatir la epidemia de coronavirus y ha ofrecido la cooperación de España, en la medida de sus posibilidades, “para contribuir a contenerla y superarla”.

También se ha referido a Iberoamérica, sacudida “por diversas crisis de índole política y socioeconómica”, a la que ha pedido “reafirmar su apuesta decidida por la consolidación de la democracia y el Estado de derecho, el respeto a los derechos humanos y las libertades individuales”, como “seña irrenunciable” de su identidad y garantía “de progreso y estabilidad”.

Ha pasado de puntillas sobre la propuesta de paz de la Administración de Donald Trump para Oriente Próximo, desequilibrada en favor de Israel, de la que se ha limitado a decir que “está siendo analizada en profundidad”, pero ha añadido que es urgente que “palestinos e israelíes negocien directamente una solución que tenga en cuenta sus aspiraciones respectivas, de acuerdo con las resoluciones de la ONU y los parámetros acordados internacionalmente”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información