Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guaidó se reúne con Macron y evita criticar al Gobierno: “España es aliada de la democracia”

El presidente francés recibe en el Elíseo al líder venezolano en la víspera de su llegada a Madrid

Foto del encuentro entre Macron y Guaidó, este viernes en París, facilitada por el equipo del venezolano. En el vídeo de Atlas, declaraciones de Guaidó.

Juan Guaidó, reconocido por 60 países como presidente "encargado" de Venezuela, restó este viernes importancia al hecho de que en España no vaya a ser recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como sí lo ha sido en París por el mandatario francés, Emmanuel Macron, tras una semana encuentros con diversos líderes europeos.

“Tenemos las mejores relaciones con España, España es aliado de la democracia, de la libertad y espero y estoy seguro de que se va a mantener de esa manera. Y vamos a seguir insistiendo en trabajar con todos”, dijo Guaidó a periodistas antes de reunirse con la diáspora venezolana en Francia, tras su cita en el Elíseo. Respecto a lo que espera de su visita a España, Guaidó manifestó su esperanza de “seguir sumando respaldos a este proceso que es de los venezolanos”.

La reunión en el Elíseo duró una hora, según confirmó el equipo de Guaidó, y fue “muy productiva”, aseveró el líder de la oposición venezolana. “Hemos hablado de tomar acción, de la necesidad que tenemos hoy en Venezuela de contener una potencial catástrofe que hoy es ya una emergencia humanitaria sin precedentes en América Latina. Europa está haciendo y va a hacer más, sin duda”, aseveró. Horas más tarde, el propio Macron confirmó la cita "constructiva" con Guaidó en las redes sociales, en las que manifestó el "deseo" de Francia de que haya una "organización rápida de unas elecciones presidenciales libres y transparentes".

"Respetamos la soberanía y la libertad del pueblo venezolano y seguimos a su lado ante la crisis humanitaria que sufre", agregó el mandatario galo junto a una foto de su entrevista con Guaidó.

El encuentro en el Elíseo fue muy discreto, y estuvo precedido de una reunión de una hora con el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian. Fuentes de la presidencia ya habían adelantado que no habría ni una comparecencia conjunta ni declaración común alguna. Tampoco se abrieron las puertas a la prensa, que en otras ocasiones similares tiene la oportunidad al menos de esperar en el patio de honor del Elíseo para registrar la entrada y salida del invitado de turno. 

Pese a ello, el gesto fue contundente, sobre todo por producirse en vísperas de la llegada de Guaidó a España, donde la decisión del presidente Pedro Sánchez de no recibirlo y delegar el encuentro en su ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha sido muy criticada por la oposición. Macron recibió a Guaidó en tanto que “presidente de la Asamblea Nacional venezolana y presidente de transición para iniciar un proceso electoral”, según adelantaron fuentes de la presidencia gala.

Francia fue uno de los países que, a comienzos de 2019, reconocieron —un día después de que lo hiciera España— junto a más de otro medio centenar de Gobiernos al entonces casi desconocido líder del Parlamento venezolano como “presidente encargado”, tras su sorpresiva proclamación el 23 de enero, hace justo un año. Aunque Guaidó no ha logrado aún su objetivo —y “encargo”— de conseguir que se convoquen nuevas elecciones presidenciales, en esta gira internacional que inició en Colombia y que ha continuado en Europa, ha podido recabar varios respaldos directos y fotos junto a mandatarios y líderes políticos de diversa índole.

Durante su gira europea, Guaidó ha sido recibido en Londres por el primer ministro británico, Boris Johnson, y por altos funcionarios europeos durante su escala en Bruselas. Entre otros, por el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, y por el vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas, quien, según una portavoz, le reiteró el “compromiso” de la UE con un proceso que lleve a unas “elecciones presidenciales y legislativas creíbles y transparentes”.

El jueves, día en que se cumplía justo un año de su proclamación como “presidente encargado”, Guaidó se trasladó hasta Davos, Suiza, para asistir al Foro Económico Mundial, donde pidió a los líderes internacionales ayuda para lograr una “segunda independencia de Venezuela”. El opositor venezolano aprovechó su estancia en la localidad suiza para celebrar sendos encuentros con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, o el secretario de comercio estadounidense, Wilbur Ross, así como con Ivanka Trump, hija del presidente estadounidense Donald Trump. Además, se hizo una fugaz fotografía con la canciller alemana, Angela Merkel. 

Antes de poner rumbo a París, Guaidó aprovechó sus últimas horas en Davos para reunirse este viernes con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y el canciller austriaco, Sebastian Kurz, quien le reiteró el apoyo de Austria en su "lucha por unas elecciones justas y libres para restaurar la democracia" en Venezuela.

La situación de Guaidó se complicó el 5 de enero, cuando se le impidió la entrada en Caracas a la Asamblea Nacional que lo iba a reelegir presidente del hemiciclo, y poder así continuar con su título de presidente “encargado”. En un giro denunciado por la oposición como una maniobra del chavismo, el diputado Luis Parra se autoproclamó presidente de la Asamblea Nacional en una sesión sin quórum. Pese a ello, la mayor parte de la comunidad internacional mantiene el reconocimiento a Guaidó que, tras una tumultuosa sesión inicial, también logró finalmente jurar su cargo como presidente encargado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información