Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La borrasca Gloria genera la mayor ola jamás medida en el Mediterráneo occidental

Gandia bate el récord de subida del nivel del mar con 80 centímetros

Un ciclista contempla el espectáculo de Gloria en la playa de la Barceloneta de Barcelona, este lunes. En vídeo, imágenes que muestran cómo la borrasca Gloria ha afectado a la Comunidad valenciana y Murcia.

Gloria ha agitado tanto al mar Mediterráneo que, durante tres días, ha parecido que era el Cantábrico enfurecido, con olas de una envergadura hasta ahora desconocida. Tal y como anunciaban los expertos, el temporal marítimo generado por la borrasca profunda ha sido excepcional, así como las nevadas. Los meteorólogos comparaban su potencia y su poder destructor con su peor y más inmediato precedente, el temporal de enero de 2017. Pero Gloria lo ha superado y ha batido al menos dos récords: el de la mayor altura de ola del Mediterráneo occidental desde que hay registros (en Valencia) y el de sobreelevación del nivel del mar (en Baleares), según informa Puertos del Estado. Además, en la Comunidad Valenciana se han batido récords mensuales de lluvia y nevadas históricas, que también han caído en Aragón. 

El lunes por la tarde, la boya de Valencia registró una altura significante de olas —que no es la altura máxima sino la media del tercio superior de olas más altas durante un periodo de 20 a 30 minutos y coincide con la cota que percibe un observador experimentado— de 8,44 metros. Hasta ahora, su máximo eran 6,45 metros precisamente durante el temporal en enero de 2017, por lo que el récord se ha batido no por escasos centímetros como suele ocurrir sino por dos metros. Con estos datos, Puertos del Estado estima que se han llegado a producir olas de hasta 13,5 metros.

“El registro de Valencia es el mayor dato medido en el Mediterráneo occidental, superando al de Mahón [de 8,15 metros de enero] de 2003. Y no se ha superado solo unos minutos: desde las 23.00 del domingo la altura de olas está por encima del máximo histórico”, explica en un hilo de Twitter la delegación de Aemet en Valencia. Ya el domingo por la tarde, la altura significante era de 6,5.

En Baleares, las olas también han pulverizado los récords. La boya de Dragonera, al oeste de Mallorca, midió la noche del domingo una ola de 14,22 metros y este lunes, su altura significativa fue de 7,97 metros. "Es su máximo histórico desde que fue puesta en funcionamiento en el año 2006", destaca Puertos del Estado, que añade que su récord anterior era de 6,33 metros, en enero de 2017.  En localidades como Portocolom (Mallorca), olas hasta 11 metros han golpeado las viviendas con furia este martes y han caído a plomo en las calles. 

El temporal, que ha borrado los paseos marítimos de Levante con unos costes todavía por cuantificar, ha producido una importante marejada ciclónica o ascenso del nivel del mar en la costa levantina, que en el caso de Gandia ha sido también de récord: Puertos del Estado midió una sobreelevación del nivel del mar de más de 80 centímetros sobre su nivel medio. Además, se han producido fenómenos hasta ahora no vistos en el Mediterráneo, como la inundación de espuma marítima en las calles de Tossa de Mar (Girona). 

Aunque los vientos del temporal han sido huracanados, es decir, de más de 120 kilómetros por hora, y el temporal está dejando una gran cantidad de agua en la fachada mediterránea, ninguno de estos fenómenos ha sido de récord. "De momento no se han producido, pero habrá que esperar al dato del día pluviométrico del martes, que va de siete a siete de la mañana", certifica Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En la Comunidad Valenciana "hay muchos registros de más de 300 litros de precipitación acumulada desde que empezó el episodio", destaca Del Campo. Es más, en algunos puntos del norte de Alicante se superan los 400, el mayor de los acumulados en Beniarrés: 468,8. Su enero más lluvioso hasta ahora era el de 1991, con 349.8 l/m2 en todo el mes. En Barx (Valencia) se han recogido 399 litros, lo que también convierten a este mes en el enero más húmedo desde que hay registros, destaca la delegación de Aemet. Lo mismo ocurre Ontinyent (Valencia) donde, con 276.4 l/m2 en dos días, se ha batido el récord del mes de enero más húmedo desde que hay datos (120 años) y en Morella, un observatorio que data de 1916. 

Donde más llovió el domingo fue en Baleares, con 135,6 litros por metro cuadrado en Portocolom, 106,2 en Escorca y 89,8 en Es Mercadal. El lunes, el podio del agua lo ocuparon Barx (Valencia) con 190,4, de nuevo Escorca con 156,4 y Alcoy (Alicante) con 152. Y en lo que va de día, donde más ha llovido es en Fogars de Montclús (Barcelona), 125,8 litros, de nuevo Barx con 115 y Girona con 91.

En Baleares, las lluvias que ha dejado la borrasca Gloria en tan solo un día han cambiado el balance del mes de enero. "Si antes era muy seco, ahora lo calificamos como lluvioso en Menorca y Mallorca y casi normal en Ibiza y Formentera", explica la delegación de Aemet. Se recogieron en 24 horas 218 litros en Lluc, 174 en Portocolom y 161 en Escorca.

En cuanto a los vientos, la racha máxima del domingo se midió en el puerto de Leitariegos (Asturias), 133 kilómetros por hora, seguida de 130 en la garganta la Olla (Cáceres) y de 112 en Alto Campoo (Cantabria). El lunes, los vientos siguieron siendo de aviso rojo, pero se quedaron en los 121 de Estaca de Bares (A Coruña), seguido de Oliva (Valencia) con 115 y cabo Vilan (A Coruña) con 112. Este marte, lideran la tabla La Pinilla (Segovia) y La Pobla de Benifassà-Fredes (Castellón), empatados a 104. Les sigue Barcelona con 103. Esta racha de Barcelona "se acerca al récord de enero de la ciudad, que está en 109", comenta Del Campo. Otras redes de observación, como la de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet), midieron el martes rachas de 135 kilómetros por hora en Alicante y 580 litros en 24 horas en el interior de la Marina Alta.

Las nevadas de Gloria han sido de récord, tanto por la cantidad como por haber caído en lugares poco habituales como La Mancha albaceteña. "También se han visto copos en Jaén capital, en Ronda (Málaga), en Grazalema (Cádiz) en Albacete y Cuenca capital", anota Del Campo. Sin embargo, no se pueden cuantificar, ya que Aemet no dispone de aparatos para medirlas en todas las estaciones y calcularlo resulta muy complicado y poco fiable.

"A partir del dato de las precipitaciones caídas, se puede estimar cuánto ha sido de nieve en función de la temperatura y de la cota", explica del experto, que sitúa el epicentro de las mayores nevadas entre el sur de Aragón y el norte de Comunidad Valenciana. "Un colaborador de Castellón ha reportado más de 80 centímetros en dos días",  añade. Se trata de Ignasi Llopis de Vilafranca, donde que ha medido 86 centímetros de capa de nieve, lo que "supera el espesor de la nevada histórica de enero de 2017, que fue de 74 ", ha certificado Aemet Comunidad Valenciana. Para este mismo martes se espera medio metro en Teruel, el mismo manto de nieve que ya recibió horas antes Castellón.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información