Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se defiende y asegura que no congelará las pensiones

La Moncloa sale al paso de las críticas y afirma que "no renuncia en absoluto" a revalorizarlas

Pedro Sánchez, en el Congreso. En vídeo, declaraciones de la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, tras el Consejo de Ministros del viernes.

Las críticas por la decisión de no revalorizar las pensiones hasta que haya Gobierno hacen mella en La Moncloa. El Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez ha querido trasladar este sábado un mensaje de calma a los nueve millones de españoles afectados, a quienes ha asegurado que "no renuncia en absoluto a subir las pensiones" e insiste en que su revalorización es una "prioridad" del Gobierno. El Ejecutivo también ha aplazado la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) y la revalorización del sueldo de los funcionarios un 2% hasta que se constituya un nuevo Gobierno: será el próximo gabinete el que tome la decisión con carácter retroactivo a 1 de enero. "Repetir una mentira no consigue que se convierta en verdad. El PSOE se ha comprometido a subir las pensiones según el IPC de cada año. En 2020 subirán el 0,9% con efectos retroactivos del 1 de enero. En 2019 han recuperado el poder adquisitivo perdido por los recortes del PP", ha afirmado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en redes sociales. 

"Los pensionistas pueden estar seguros: el Gobierno cumplirá con el compromiso adquirido y comunicado a la Comisión Europea dentro del Plan Presupuestario 2020 del Reino de España, garantizando el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas en el próximo ejercicio a través de una actualización de las pensiones del 0,9% desde el 1 de enero de 2020", se ha comprometido el Gobierno —como ya hizo el viernes tras el Consejo de Ministros— mediante un comunicado.

La reacción del Ejecutivo se produce después de las críticas vertidas desde la oposición por no explicar la congelación de las pensiones y del sueldo de los funcionarios. El Gobierno trataba así de meter más presión a ERC para cerrar su abstención, fundamental para la investidura de Sánchez, pero esa presión ha vuelto a La Moncloa como un bumerán con duros reproches de la oposición.

El argumento del Ejecutivo es que "estando en funciones y ante la previsible formación de un nuevo Gobierno, es razonable posponer la aplicación de esta medida hasta que el Gobierno se halle en pleno uso de su capacidad y sin perjuicio de que los efectos de la revalorización sean retroactivos". La Moncloa insiste en esperar y no aplicar de inmediato la subida de las pensiones del 0,25%, "aprobada en su día de forma unilateral por el PP", ya que supondría un "incremento de costes y la disminución de la eficiencia del sistema". Y subraya que la revalorización del 0,25% "ha sido ampliamente cuestionada" en el marco del diálogo social y entre los grupos parlamentarios en el seno del Pacto de Toledo, hasta el punto de que no ha sido aplicado en los ejercicios 2018 y 2019 "con el fin de evitar una revalorización que habría supuesto una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas".

Las críticas no se han hecho esperar. El vicesecretario de Participación del PP, Jaime de Olano, ha cargado contra el presidente en funciones afirmando que "llegó al Gobierno prometiendo transparencia y ha convertido a su Gobierno en el más opaco de la democracia".

El diputado autonómico de Ciudadanos Nacho Martín Blanco también ha reprochado a Sánchez su "enorme irresponsabilidad" por "supeditar los intereses de los pensionistas" a las negociaciones con ERC para su investidura, que sigue sin los apoyos necesarios que garanticen su éxito, "haciendo uso partidista de las instituciones".

Coalición Canaria se ha sumado a las críticas y ha calificado de "chantaje inadmisible" la decisión de congelar las pensiones hasta que haya Gobierno. La formación considera "impresentable" que el Gobierno "quiera hacer rehenes a más de nueve millones de pensionistas en una mitad de unas negociaciones para utilizarlos como moneda de cambio". "Jugar al electoralismo, anunciando medidas en mitad de las elecciones, comprometiendo las expectativas de ingresos de los pensionistas para luego negarse a aplicarlas es inaceptable, sobre todo cuando la única justificación que se da es política", sostienen los nacionalistas canarios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información