Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno culpa al PP de la “deriva que tomó Cataluña” con el ‘procés’

"Nosotros estamos administrando y soportando una herencia del PP, de quienes durante años abandonaron las vías de la política", afirma Carmen Calvo

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, a su llegada al comité provincial del PSOE, en Córdoba. En vídeo, declaraciones de Calvo, este sábado, en Córdoba.

El Gobierno en funciones del socialista Pedro Sánchez, en plena negociación con ERC para la investidura, sostiene que la situación que se vivió en Cataluña en el otoño independentista de 2017 y la "herencia" que ha dejado son responsabilidad del anterior Ejecutivo del PP, que abandonó "las vías de la política" e hizo que "Cataluña cogiera la deriva que finalmente tomó". Así lo ha dicho este sábado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, después de que la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, esgrimiera ese mismo argumento tras la reunión del Consejo de Ministros del viernes.

"Nosotros, como Gobierno en funciones, lo que estamos es administrando y soportando una herencia del Partido Popular. De quienes, durante muchos años, abandonaron literalmente las vías de la política para que Cataluña cogiera la deriva que finalmente tomó. Para que finalmente la política estuviera en las sentencias", ha dicho Calvo. "Y para salir de esa etapa, que hemos heredado, de los desastres del PP, nosotros, como socialistas, no entendemos otra vía para la salida de la situación de Cataluña que sentarnos a hablar, a acordar, en los marcos que los principios democráticos y del Estado de derecho nos permiten", ha añadido la vicepresidenta, sin nombrar expresamente la Constitución.

Este viernes, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, afirmó, en esa misma línea: "Es necesario abrir un espacio de encuentro político con ERC y todo el mundo independentista, porque los problemas políticos solo se resuelven por las vías políticas. Y son los problemas políticos los que están generando los problemas de convivencia". Y añadió: "Hay una oportunidad de tratar la cuestión catalana desde los cauces políticos [...] Ya ha sido bastante la herencia que se nos ha dejado, que es la sentencia del 14 [de octubre, la del procés], por haber tratado lo que era político por el ámbito judicial". 

El propio presidente Sánchez ya usó un argumento similar en junio de 2018, cuando culpó a su predecesor, Mariano Rajoy, de causar la "fractura social" en Cataluña. “Ojalá podamos emprender un camino que restañe muchas de las heridas que en los últimos seis años la falta de criterio y estrategia del anterior Gobierno ha causado la fractura social que existe ahora mismo en Cataluña”, dijo el socialista en el Congreso, en vísperas de su reunión con Quim Torra, presidente de la Generalitat. Un año después, durante las campañas electorales de 2019, Sánchez abandonó ese discurso y acusó con dureza al independentismo —y en particular a Torra— de ser el responsable de la "crisis de convivencia" en Cataluña; aunque en los últimos dos meses, al encarar la negociación por la investidura con ERC, ha dejado de hablar de crisis de convivencia causada por el procés para sostener que en Cataluña hay un "conflicto político".

"Cuanto antes"

El Ejecutivo del PSOE, ha apuntado esta mañana Carmen Calvo, esperará a ver "en qué términos acaba hoy su congreso" ERC. "Cuanto antes tengamos una investidura, pues más rápido iremos para seguir tomando muchas decisiones, que tienen que ver con el día a día de los problemas de este país pero que tienen que ver también con el futuro de Cataluña".  "Entre diferentes tenemos que encontrar una salida para Cataluña", ha dicho poco antes de asistir al comité provincial de los socialistas cordobeses. El PSOE, ha ejemplificado Calvo, conoce "perfectamente cuáles son los postulados del independentismo". "Y ellos conocen cuáles son los postulados del socialismo", que son "muy contrarios a eso".

"Lo importante es que tenemos que ir lo más ágilmente posible" en pro de "una investidura", y que esta sea "pronto", para así poder abrir una "nueva etapa", con el objetivo de "devolver la política a la política y afrontar la situación de Cataluña" con "principios democráticos".

Respecto a la sentencia del Tribunal Europeo de la Unión Europea (TJUE), que el pasado jueves estableció que Oriol Junqueras tenía que haber sido autorizado en junio por el Tribunal Supremo a recoger su acta de eurodiputado porque en ese momento gozaba de inmunidad como electo, Calvo afirmó: "Las sentencias se acatan y se cumplen, y no hay más, no hay otra". La vicepresidenta remarcó que el PSOE respeta "la división de poderes" y recordó que la sentencia "obliga" al Supremo a pronunciarse ahora sobre las consecuencias prácticas de ese fallo del tribunal europeo. También aprovechó para subrayar que la sentencia del TJUE no implica ningún "ataque a la soberanía española", como ha dicho Vox estos días, porque el tribunal europeo "no es ajeno a nuestra soberanía jurisdiccional".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información