Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos abre la puerta a una solución para evitar las elecciones

El partido de Pablo Iglesias pide a Sánchez que haga su propuesta para volver a la negociación

La portavoz de Unidas Podemos Noelia Vera junto a los diputados Rafael Mayoral y Juan Antonio Delgado, durante la sesión de la Diputación Permanente de este martes.

Podemos quiere forzar al PSOE a volver a las negociaciones. La portavoz de la formación, Noelia Vera, ha evitado este lunes poner líneas rojas a un diálogo con los socialistas, que está completamente roto desde la fracasada investidura del 25 de julio. Vera ha señalado que el “peor escenario” sería una repetición electoral y dejó en el aire si renunciarían a un Gobierno de coalición para evitar ese final. El PSOE emplaza a la próxima semana para iniciar los contactos con todos los partidos —incluido Unidas Podemos— a los que presentará el documento que está ultimando para tratar de desbloquear la investidura a falta de cuatro semanas para que expire el plazo.

Desde la investidura fallida no se ha movido prácticamente nada entre el PSOE y Unidas Podemos, los dos socios clave de la única mayoría posible para evitar una repetición electoral. No hay reuniones, ni conversaciones formales, nada. Pero se acerca septiembre, el momento prometido por los socialistas para iniciar la búsqueda de apoyos, y se preparan los movimientos, sobre todo en Unidas Podemos, que tiene especial interés en iniciar cuanto antes una nueva ronda de negociaciones que los socialistas han pospuesto al menos hasta la semana que viene.

Unidas Podemos ya ha presentado sin éxito un documento para tratar de retomar las reuniones, y el PSOE prepara su movimiento. Será un “programa común progresista” que incluirá propuestas de la sociedad civil y supone la última bala del Gobierno para tratar de salvar una investidura que todos los partidos han empezado a dar por perdida. El presidente en funciones, de regreso de la cumbre del G7 en Biarritz, ha retomado este lunes su agenda de reuniones con las que pretende forzar a Unidas Podemos para que facilite un Gobierno en solitario con el apoyo externo de Podemos, sus confluencias y otros partidos clave para alcanzar una mayoría suficiente, esto es el PNV y PRC.

En Podemos están descolocados porque los días pasan y nadie del PSOE se ha puesto aún en contacto con ellos. El grupo de Pablo Iglesias insiste en que quiere recuperar la negociación fallida de julio y la portavoz, Noelia Vera, quiso mostrar ayer su mejor talante para tratar de favorecer un punto de encuentro. “Tenemos la mano tendida”, ha dicho en rueda de prensa. Preguntada hasta en dos ocasiones sobre si en estarían dispuestos a renunciar a entrar en un gobierno con el PSOE para evitar una nueva cita con las urnas en noviembre, la portavoz de la formación ha dejado en el aire la respuesta y ha emplazado a trasladarle esa cuestión a Pedro Sánchez. “Nosotros somos cuarta fuerza, él es el que tiene que responder ante el Rey”. Vera no ha dicho en ningún momento “o coalición o nada” ni mensajes similares.

El partido de Iglesias, que este lunes ha vuelto a reunir por primera vez desde el 25 de julio a su Consejo de Coordinación, espera a que el PSOE mueva ficha después de la negativa socialista a aceptar su propuesta de la semana pasada, en la que ofrecían cuatro alternativas para un gobierno conjunto. “Tendrán que hacer una contrapropuesta”, ha dicho Vera, que mostró la disposición de su partido a ser flexibles.

Podemos quiere retomar las negociaciones en el punto en que se quedaron, esto es, en la última propuesta del PSOE de una vicepresidencia social y tres ministerios. Recuerdan que Iglesias ya dio un paso atrás cuando Sánchez lo señaló como el único escollo para un gobierno de coalición y emplazan al presidente en funciones a no buscar más “excusas” para sentarse a negociar. En Podemos creen que ellos ya han hecho suficientes gestos —como ampliar la comisión negociadora para que entren dirigentes que no son del núcleo de Iglesias y presentar una propuesta— y ahora esperan ansiosos una oferta de la otra parte que no acaba de llegar. “Nosotros más proactivos no podemos ser”, ha dicho Vera.

El PSOE, sin embargo, no parece tener prisa cuando faltan cuatro semanas para se acabe el tiempo y se convoquen nuevas generales, que serían las cuartas en cuatro años. Sánchez ha continuado este lunes con su agenda y se ha reunido con organizaciones de memoria histórica y con el entorno del sector científico. Una ronda de encuentros que se prolongará hasta el viernes.

Pese a la distancia entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha insistido en que Unidas Podemos es el “socio prioritario” de los socialistas. Sin embargo, ha vuelto a alejar cualquier posibilidad de un gobierno conjunto: “Hay otras opciones que tienen que estar en torno a las políticas” y eso es lo único que ahora “está sobre la mesa”. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información