Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Lambán es elegido presidente de Aragón y gobernará con otros tres partidos

El dirigente socialista dará entrada en su Gobierno a Podemos, PAR y Chunta. IU ha decidido quedarse fuera

El socialista Javier Lambán, tras ser investido presidente de Aragón, este miércoles. En vídeo, última intervención de Javier Lambán en el pleno de investidura y recuento de votos.

El socialista Javier Lambán, ha sido investido este miércoles presidente de Aragón. El dirigente socialista ha conseguido el respaldo de 36 diputados, dos por encima de la mayoría absoluta que necesitaba. A los 24 apoyos socialistas, ha sumado los cinco de Podemos, los tres que aportan el Patido Aragonés (PAR) y Chunta respectivamente y el único que consiguió Izquierda Unida el pasado 26 de mayo. PP (16), Ciudadanos (12) y Vox (3) han votado en contra.

Lambán revalida el cargo, como estaba previsto, tras pactar un Gobierno de coalición con Podemos, PAR y Chunta y cerrar el apoyo parlamentario de Izquierda Unida, que se queda fuera del Ejecutivo para “vigilar” la acción del futuro Gobierno. Lambán ha rubricado una coalición que le planteará tensiones al reunir en el Gobierno aragonés a un partido de centroderecha regionalista, el PAR, con Podemos. Junto a Lambán se sentarán también representantes de Chunta Aragonesista, de izquierda.

La composición del Gobierno y el reparto de carteras entre las formaciones aún no se han cerrado, según fuentes de Podemos. Los socialistas parten de 132 medidas que ponen el foco en las políticas sociales de dependencia y sanidad, en la profundización del autogobierno y en la reforma del estatuto para eliminar aforamientos de diputados y miembros del Gobierno.

La sombra de la política nacional se ha proyectado en la segunda sesión del debate de investidura. El acuerdo entre Podemos y el PSOE que aúpa a Lambán “marca el camino” para el secretario de Acción de Gobierno de Unidas Podemos, Pablo Echenique. El diputado de la formación que lidera Pablo Iglesias ha visitado las Cortes de Aragón y ha emplazado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a intentar de nuevo un acuerdo con su formación que les lleve a la sala de mando de La Moncloa. El nombre de Sánchez ha resonado de nuevo en la Cámara, cuando el líder del PP en Aragón, Luis María Beamonte ha acusado a Lambán de emular a su líder en la estrategia de negociación. “Desde las elecciones ha querido que le apoyemos a conveniencia, y ha dividido entre buenos y malos”, ha lanzado.

El presidente en funciones de Aragón ha contraatacado cuando Madrid ha resonado en el hemiciclo para defender su autonomía. “No somos meras franquicias de las direcciones de los partidos. El Gobierno que querían hacer ustedes aquí se hacía Génova, porque carecen de una visión propia de Aragón”, ha recriminado Lambán, quien ha emplazado al PP a replicar la abstención del PSOE para investir al expresidente Rajoy hace tres años "a costa de un desgarro interno importante".

La llegada del PAR al próximo Ejecutivo ha irritado al PP, que ve como un partido cercano ideológicamente pacta con los socialistas. Beamonte ha recriminado a los tres diputados de este partido que se entiendan con “quienes un día le llamaron derecha rancia”, en referencia a la crítica del diputado de IU, Álvaro Sanz. Además, ha advertido al PAR de que “no van a tener capacidad de gobierno, ni credibilidad”. Un aviso para dentro de cuatro años, que ha respondido el líder Arturo Aliaga. “Es lógico que el PSOE forme Gobierno al ser el partido más votado”, ha espetado.

Los regionalistas de centroderecha también levantan recelos en Izquierda Unida. Sanz aseguró este martes que se quedaban fuero del Gobierno porque tenían claro que con el PAR “iba a ser complicado avanzar por la izquierda”. El dirigente de Izquierda Unida ha instado a Lambán a cumplir los acuerdos programáticos a los que ha llegado con su formación. “Se trata de intervenir la economía, algo socialdemócrata, para no dejar atrás a la gente que lo necesita, para garantizar las pensión y la vivienda digna”.

Ataques del PP

Los esfuerzos de Lambán se centraron en defenderse de los ataques del líder del PP, ante quien ha defendido “la transversalidad” que, según el socialista, representa la entrada del partido regionalista en el Ejecutivo. “El PSOE ha hecho un pacto con el estatuto de autonomía como campo de juego”. Aunque Beamonte ha aventurado que “la amalgama en busca de sillones”, como se ha referido al coalición de Lambán, imposibilita un proyecto serio para Aragón.

Beamonte ha descalificado los cuatro años “sectarios” de gestión socialista en la comunidad. “Lo ha demostrado en educación y en la ley de memoria. No disfrace ahora el sectarismo de su coalición”, ha lanzado. Daniel Pérez, portavoz de Ciudadanos, también ha cuestionado la coalición al candidato. “No sabe cómo va a conciliar sensibilidades políticas tan dispares entre fuerzas que no tienen claro ni qué forma política debe tener el Estado”, ha lazando. Y ha augurado una subida de impuestos, “porque son más [partidos] a repartir y el gasto se va a disparar”. Aunque el líder de Cs no ha cerrado la puerta a acuerdos puntuales con Lambán: “Cuenten con nosotros para sacar adelante iniciativas que encajen con nuestros planteamientos”. Un gesto que Lambán ha agradecido.

La máxima preocupación del representante de Vox, Santiago Morón, ha sido la política lingüística. El dirigente del partido de extrema derecha ha cargado contra el “pancatalanismo que ha llegado a Aragón”, porque en un colegio de Teruel se enseña con mapas que definen los Países Catalanes. La Chunta, socio de Lambán que ya formó una coalición con el PSOE entre 1999 y 2011, ha aplaudido el acuerdo y ha emplazado a sus futuros compañeros de gabinete a cumplirlo “para hacer progresar a Aragón”. Los aragoneses tienen cuatro años para valorarlo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información