Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presión no mueve a Casado: “No podemos hacer más”

El PP descarta abstenerse, pero varios dirigentes creen que la presión subiría si el PSOE hace una “oferta seria”

Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Josep Borrell escuchan en el Congreso a Pablo Casado. En vídeo, declaraciones de Casado.

El Gobierno insiste en señalar al PP, pero la dirección del partido descarta abstenerse para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. Los populares argumentan que son “la alternativa”, el adversario natural del PSOE; que sus programas son antagónicos, al igual que sus respectivos socios, y que en todo caso, una eventual abstención del PP no bastaría para investir al líder socialista, por lo que no es comparable a la situación de 2016, cuando pedían la del PSOE para investir a Mariano Rajoy y evitar unas terceras generales consecutivas. Aunque los dirigentes populares aseguran que repetir elecciones sería una “irresponsabilidad”, manejan encuestas que señalan que mejorarían con creces los escuálidos 66 escaños obtenidos el pasado abril. Entonces, la diferencia entre ambos bloques (PP, Cs y Vox y PSOE y Unidas Podemos) fue de apenas 44.000 votos a favor de la izquierda.

“Los españoles lo que piden son acuerdos con aquellos con los que los votantes tienen puntos en común”, declaró ayer Pablo Casado en la investidura de Fernando López Miras en Murcia gracias a un acuerdo con Ciudadanos y Vox. El presidente popular señaló el acuerdo en Navarra (PSOE, Geroa Bai y Podemos con la abstención de EH Bildu) como una línea roja y recordó el discurso en el que Sánchez desgranó su programa de Gobierno el lunes para explicar por qué el PP no puede facilitar su investidura y por qué el PSOE no puede responsabilizar a sus filas del bloqueo cuando tiene otros socios naturales con los que pactar esas políticas. “En una intervención de dos horas, Sánchez dejó claro cuál era su línea de futuro para España, que es tener un Gobierno de izquierdas que derogará las leyes aprobadas por el PP, se ocupará del revisionismo histórico y de unas políticas que él mismo definió como de progreso”.

No obstante, Casado ha querido ponerse el traje institucional y adoptar un nuevo tono, más moderado, para diferenciarse de la agresividad de Albert Rivera y también del “no es no” de Sánchez de 2016, por ejemplo acudiendo a todas las reuniones a las que le convoca. Por eso tanto el presidente popular como otros dirigentes del partido aseguran que están dispuestos a “tender la mano” a Sánchez a la hora de suscribir pactos de Estado (sobre justicia, pensiones, infraestructuras, defensa o lucha contra la violencia machista) y por eso le animan a cambiar de aliados y “ampliar el espacio de la moderación” para revitalizar el bipartidismo. “Ofrecemos también estabilidad si los Presupuestos no incluyen subida de impuestos, amortizan deuda y cumplen con el déficit, y aplicar la ley en Cataluña, un pacto por el agua, otro educativo y el estudio de la ley electoral para evitar bloqueos”, enumeró ayer Casado.

Preguntado por las declaraciones de Alberto Núñez Feijóo, que sugiere que si el PSOE les hace una “oferta seria” de pacto deberían estudiarla, el líder del PP descartó que se estuviera refiriendo a una posible abstención de su partido. “No apuntaba esa posibilidad. Lo que ha dicho es lo mismo que dije yo y es que el PP va a seguir tendiendo la mano al PSOE en pactos de Estado. Más no podemos hacer. Sánchez no puede hacernos responsables de una situación que él ha creado”, insistió Casado. José María Aznar, a través de la FAES, recriminó ayer al líder socialista el estar “poseído por su imagen”.

Debate interno

¿Existe un debate interno en el PP sobre la abstención en septiembre? “Ahora no. La abstención es imposible porque la moción de censura es demasiado reciente, aún escuece, y todo el mundo recuerda que quien la pide es el del no es no a Rajoy”, señala un influyente barón del partido. “Pero si el PSOE intenta algo, si se compromete a no subir impuestos, a no pactar con nacionalistas ni a ceder ante ellos, por ejemplo, con excarcelaciones, entonces la presión aumentaría”. “Las bases no quieren la abstención, pero en cuadros medios, alcaldías y algunas autonomías hay una sensación de que entonces se podría intentar buscar una salida”, añade.

Alejandro Fernández, presidente del PP catalán, recuerda que en 2016 la única posibilidad para evitar otras elecciones era la abstención del PSOE, pero ahora Sánchez sí tiene otras opciones y la presión debería estar en ese lado. “Ya ha pactado con Podemos en gobiernos municipales y autonómicos y con Ciudadanos firmó un acuerdo de investidura en 2016. El lugar del PP es la oposición”. Preguntado por si puede haber grietas en esa postura, añade: “En un partido siempre puede haber debates, pero la decisión está tomada”.

Cayetana Álvarez de Toledo ya ha manifestado que prefiere ir a elecciones. El PP cree que recuperaría votos de Vox, duda del comportamiento del votante de Cs y cree que una eventual irrupción de Íñigo Errejón dividiría aún más a la izquierda.

El PP refuerza a Álvarez de Toledo en el Congreso

El PP ha convocado el próximo martes a la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos, y al que asisten el comité de dirección, diputados, senadores y dirigentes territoriales. El orden del día es el análisis de la situación política y la “adopción de acuerdos y nombramientos si procede”.

El PP es el único partido que aún no ha nombrado a sus portavoces parlamentarios. Ese mismo día se constituyen las comisiones en el Congreso. El partido ha colocado a Cayetana Álvarez de Toledo en la Constitucional y la de Justicia; a Ana Beltrán en la de Presupuestos, Interior, Política Territorial y Economía, y a Cuca Gamarra en la de Hacienda, Política Territorial y la del estatuto de los diputados. La dirección del PP dudó sobre la elección de Álvarez de Toledo como portavoz, pero fuentes del partido creen que es la mejor situada para competir con Inés Arrimadas en la Cámara baja. En la alta, el portavoz será Javier Maroto, senador por Castilla y León tras empadronarse en un pueblo de Segovia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >