González y Aznar comparten diagnóstico político y llaman a “recuperar la centralidad”

Los expresidentes del PP y del PSOE bromean sobre "lo mucho" que se pelearon y su "preocupación" por lo que ahora les une

Felipe González y José María Aznar participan en una charla moderada por Eduardo Serra.
Felipe González y José María Aznar participan en una charla moderada por Eduardo Serra. JULIÁN ROJAS
Más información
Once foes, two ex-PMs share concern about state of Spanish politics

Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar han coincidido este miércoles en un foro sobre tecnología y en muchas de sus opiniones, lo cual, según confesó el primero entre risa , les estaba "preocupando". A regañadientes, y empujados por las preguntas del exministro Eduardo Serra, que intercaló cuestiones sobre tecnología con "la arena política", ambos expresaron su diagnóstico sobre el bloqueo parlamentario. La clave para salir del atolladero,señalaron, es recuperar "la centralidad".

"La pérdida de la centralidad es muy grave. Nosotros —dijo Aznar, refiriéndose a González y a él mismo—  nos hemos peleado mucho, pero en la centralidad, y compartiendo unos objetivos para el país. En España, desde hace cinco o seis años no se toma una decisión sobre algo importante", declaró el expresidente popular, obviando, por ejemplo, la intervención de Cataluña con la aplicación del artículo 155 de la Constitución. "La primera vez que me presenté a las elecciones había 460 siglas", prosiguió González. "Las situaciones de competencia no eran muy diferentes,  pero se gobernaba buscando la centralidad. Ahora tenemos un pentapartidismo, pero sigue habiendo dos bloques y buscan el antagonismo: parece que domina la escena quien más se aleja del centro". Para el expresidente socialista ya "no hacen falta gobiernos de amplia mayoría o grandes coaliciones", sino "áreas de consenso".

Más información
Aznar respalda que el PP no se abstenga en la investidura: “El que tenga que negociar, que negocie”
Cuatro expresidentes rinden tributo al Rey
González defiende a Sánchez en la negociación con Unidas Podemos

Intercambiaron tantas bromas —"Vamos a ser de museo", manifestó Aznar—  y dijeron tantas veces al otro "eso es" que costaba reconocerlos en aquellos líderes antagónicos que se repetían "Váyase, señor González" y comparaban al rival con un dóberman. "Esta hoguera de disparates políticos que estamos viendo en España yo no la recuerdo. No tiene ningún sentido. Han desaparecido los objetivos comunes y la situación política puede perjudicar mucho a la economía", declaraba Aznar. "La política puede ayudar sensiblemente a estropear lo que va bien", coincidía González. "Es absolutamente cierto que una inestabilidad política prolongada genera desconfianza en los inversores", añadió. 

"El rincón de pensar"

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El expresidente socialista recomendó, sin citar a nadie, "ir al rincón de pensar para decidir qué se quiere hacer con España y pensar más en el interés general que en el particular". Y coincidió con Aznar en que era necesario el desbloqueo para hacer frente a las reformas y desafíos pendientes, entre los que ambos citaron los cambios tecnológicos, motivo de la convocatoria de la cumbre organizada por DigitalES. El expresidente popular habló de las "máquinas perfectas"  y mostró su preocupación por que "el ser humano pierda en control", al tiempo que exigió "poner reglas" a las grandes compañías tecnológicas.  "España está lo suficientemente bien como para que haya llegado el momento de que la estropeemos", bromeó el socialista.

González había arrancado el debate agradeciendo a Aznar que le hubiese hecho "el favor de sacarle del Gobierno". La charla terminó con el primero diciendo que se había dado cuenta de que era viejo porque cada vez miraba más al suelo para no caerse y el segundo asegurando que él, por el contrario, se sentía "muy joven". Antes de que entraran en el recinto, se proyectó en las pantallas el videoclip de Heroes, de David Bowie. Para acreditarse para el evento, todos los invitados debían rellenar un formulario en el que se pedía nombre, empresa,  email y "la canción de tu vida". No hubo ocasión de preguntarle a los expresidentes cuál era la suya, ni qué harían en concreto si hoy estuvieran en el papel de Pedro Sánchez y Pablo Casado, pero por lo que ambos manifestaron en la tribuna, seguramente volverán a coincidir en otro foro y a ponerse "de acuerdo" en "dos o tres cosas fundamentales".

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS