Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA | JUAN BRAVO

“Hay que imponer control en ámbitos que se utilizan de manera ideológica”

El consejero de Hacienda hace guiños a Vox en materia de memoria, violencia de género y migración para atraer su apoyo a las cuentas y evitar una situación de inestabilidad para el Gobierno

El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo.
El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo.

El consejero andaluz de Hacienda, el popular Juan Bravo, fue el último en incorporarse al nuevo Gobierno de la Junta, pero en estos meses se ha convertido en su principal protagonista. Desde la semana pasada pesa sobre sus hombros la enorme responsabilidad de sacar adelante los primeros presupuestos no socialistas en la comunidad. El veto inicial de Vox sitúa a Bravo ante la tesitura de que las cuentas sean devueltas evidenciando la inestabilidad de un Ejecutivo en minoría. Él es consciente del reto y en vísperas de que termine el plazo para la presentación de enmiendas a la totalidad, (finaliza este jueves y todos los partidos de la oposición han anunciado que interpondrán las suya) hace guiños a la extrema derecha en materia de memoria, violencia de género e inmigración.

Pregunta. ¿Cómo van las negociaciones con Vox? 

Respuesta. Se pueden dar varios escenarios, que seamos capaces de llegar a un acuerdo que abarque el 2019 y algunas medidas de las cuentas de 2020 que permita que se levante esa enmienda a la totalidad o que se mantenga con las que que presentarán el PSOE y AA, conllevará a una votación conjunta. Y si sale adelante el voto de Vox, o Podemos y PSOE conllevaría la devolución de los presupuestos y una situación bastante, bastante complicada para la Junta de Andalucía.

P. ¿Se ha llegado a plantear que se devuelvan los presupuestos?

R. Los andaluces difícilmente entenderían que después de 37 años, con un Gobierno del cambio y con unos presupuestos diferentes, Vox no los apoyase. Pero puede pasar que tengamos que ir a la prórroga y eso nos abre un escenario muy complicado para la Junta y en ese caso el responsable sería yo.

P. ¿Ese escenario incluiría adelanto electoral?

R. Hay antecedentes de presupuestos prorrogados, como Cataluña o Navarra, pero evidentemente dificulta y mucho el futuro. Los datos económicos que tenemos hasta la fecha son muy buenos y eso es porque hemos trasladado confianza y credibilidad, si no aprobamos los presupuestos eso se pierde. Sería muy negativo, no tanto por el adelanto de elecciones, que yo creo que no procedería, sino por la imagen de inestabilidad que trasladamos.

P. ¿En qué partidas hay margen para convencer a Vox?

R. Hay una serie de medidas que el Gobierno de PP y Ciudadanos y Vox tenemos claras. En concreto Vox planteaba memoria democrática. La consejera ya ha anunciado que el dinero va destinado a las exhumaciones, a las identificaciones de ADN y a las investigaciones como parte de los acuerdos con las Universidades para detectar nuevas fosas. En que no hagamos lucha ideológica, los tres también estamos de acuerdo, eso es un campo de actuación. En los entes instrumentales, la famosa administración paralela, hemos metido en este presupuesto medidas de control, limitación al endeudamiento, supervisión de su eficacia y eficiencia. Pero aún así tenemos que ser capaces de un desarrollo mayor para mantener lo que hay y modificar lo que no corresponde y no se ajuste. Es un gran reto para 2020.

P. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, dijo que los tres también estaban alineados en eliminar "chiringuitos ideológicos" en materia de violencia de género. ¿Cómo se materializa eso presupuestariamente?

El modelo productivo del Gobierno bipartito

P. ¿Cuál es el modelo productivo que defiende el Gobierno de PP y Ciudadanos?

R. La principal política poner en el centro a los generadores de empleo y actividad económica. El sector industrial supone poco en el PIB. Hay que apostar por la industria y buscarles suelo para que se puedan establecer. En energía tenemos un gran reto. En esa planificación estratégica, si nos dan el apoyo que hemos pedido, nos vamos a convertir en la primera región de España y de Europa en renovables, con inversiones de hasta 17.000 millones de euros. En minería vemos oportunidades inmensas. Recibimos una herencia buena, pero tenemos retos que tenemos que afrontar, no solo la extracción, sino la transformación. Tenemos un amplio abanico que solo se cierra con la inversión extranjera. Aquí apenas llega un 1%. Por eso estamos reuniéndonos con fondos de inversión extranjeros, para explicarles nuestro proyecto.

R. La ayuda a las víctimas y las familias, la sensibilización social, nadie la discute. Tenemos que imponer control en aquellos ámbitos que se utilizan de manera ideológica o política para confrontar, eso tenemos que superarlo. Cómo: cuando se concedan las subvenciones hay que hacer un control de ese dinero y ver cuánto va finalmente a las víctimas y controlar que no vaya para una situación que busca un fin ideológico y político en el mal sentido.

P. Vox ha señalado a determinadas empresas y ONG que colaboran con la Consejería de Justicia en materia de menores y violencia. ¿Ese control incluiría el veto de ciertas instituciones?

R. El acuerdo de investidura con el PP en políticas de inmigración es que no hagamos un efecto llamada. Nadie discute que al que está aquí no tengamos que cuidarlo. Pero hemos visto que determinadas políticas del Gobierno de España han provocado un efecto llamada ante las que el propio Gobierno se ha tenido que contradecir en sus propios actos por hacer políticas que fomentaban el efecto llamada.

P. ¿Se refiere a Salvamento marítimo?

R. Ahí es donde tenemos que cuidar. Saben que la recepción de barcos podía tener un efecto llamada si no se controlaba y eso se provocó y hubo que cortarlo. Yo que vengo de Ceuta sé los efectos que ha provocado en el Estrecho. Si hay asociaciones que trabajan para mejorar las condiciones de estas personas y se ve que el dinero va destinado a estos colectivos vulnerables, no debería haber problem

P. Habla de presupuestos creíbles, pero usted pidió un acto de fe para confiar en el grado de ejecución

R. Yo planteé que no se puede comparar el ejecutado socialista con el del nuevo Gobierno, pero creo que nos merecemos una cierta licencia. Hasta ahora todos los compromisos que hemos adquirido públicamente los hemos cumplido, por lo tanto si decimos que nuestro presupuesto va a tener una ejecución mayor y que no vamos a pintar partidas donde no están sino que vamos a intentar ejecutar todo su conjunto, a sabiendas de que tenemos cinco meses de ejecución, creo que merecemos que se nos otorgue la duda razonable.

P. Comparar lo presupuestado respecto de ejecutado sirve para maquillar los recortes, pero ¿no es poco preciso viniendo de un inspector de Hacienda como usted?

R. Si comparo con lo presupuestado casi todas las partidas crecen, pero es que no sería real. Si estoy defendiendo que tenemos que ir a unos presupuestos creíbles, pero no bonitos, tenemos que ir a lo ejecutado, y no creo que eso sea maquillar.

La promesa de los 600.000 empleos

P. Teniendo en cuenta que el PP hace de la creación de empleo una de sus puntas de lanza, ¿cómo justifican que hayan bajado precisamente en esa partida y no en otras?

R. Hemos hecho un plan de choque porque hay expedientes y expedientes sin especificar, pero si hubiéramos puesto más cantidad no podríamos haber ejecutado. Ejecutar 1.150 millones va a ser difícil por los problemas judiciales que ha habido aquí. Hemos presupuestado el doble de lo que ellos ejecutaron. De empleo no nos pueden dar lecciones. El PP es el partido de los ocho millones de empleos. Hemos presupuestado el doble de lo que ellos invirtieron. Somos además el Gobierno del empleo. En el resto de España se destruyen 93.500 puestos de trabajo y en Andalucía se crean 15.800.

P. El presupuesto contempla la creación de 60.000 puestos de trabajo, muy lejos de los 600.000 que prometió el presidente de la Junta durante la campaña electoral. ¿Hubo un exceso de euforia?

R. En el presupuesto, las variables macro que hemos utilizado han sido prudentes por abajo, porque el Gobierno de España cada vez que le revisan en sus previsiones es a la baja, nosotros, la primera revisión es al alta. Planteamos los 600.000 empleos porque veníamos de la trayectoria que había generado el PP con el apoyo de Cs en el Gobierno de España en los que se generaban 550.000 puestos de trabajo. Frente a este planteamiento, ahora nos encontramos con pérdida de empleo en el primer trimestre en el Gobierno de España. Cuando defendemos 600.000 es si hubiéramos seguido gobernando nosotros y aspirando a que el Gobierno socialista no hubiera subido impuestos.

P. Pero cuando Juan Manuel Moreno propuso los 600.000 ya estaba gobernando Pedro Sánchez

R. A lo que aspirábamos es a que no ganara las elecciones. Las políticas que se están haciendo en Andalucía están haciendo que crezcamos por encima de la media de España. Mientas los demás bajan

P. ¿Para el presupuesto de 2020 tienen ya una cifra de creación de empleo?

R. No, aunque le repito y le anticipo que serán con términos parecidos a este.

P. ¿Qué le pedirá al futuro ministro o ministra de Hacienda para los presupuestos autonómicos del 2020?

R. Financiación autonómica. La ministra [María Jesús Montero, antigua consejera andaluza de Hacienda] salió de aquí diciendo que a Andalucía le faltaban 4000 millones de euros. Reivindicaremos desde la mayor lealtad y solidaridad con el resto de Comunidades Autónomas que algo que es reconocido a nivel nacional que es que Andalucía está infrafinanciada, se reconozca y se solucione cuanto antes. En 2018, la ministra que salía de aquí con esta reivindicación, en el Parlamento dijo que no era un tema prioritario. Vamos a pedir que no se haga una financiación partidista como la que en 2009 solo aprobó PSOE y ERC.

Sin postura común sobre financiación autonómica en el Gobierno

P. En esas negociaciones ¿tiene el Gobierno de la Junta una postura común respecto del cupo vasco, al que se opone Ciudadanos pero no el PP, y el principio de ordinalidad que defienden los de Albert Rivera, pero por el que Andalucía no saldría bien parada?

R. A nivel de Gobierno no se ha debatido. En ese debate sobre la financiación no va a ser lo que Andalucía diga, no podemos ir con líneas rojas.

P. Pero Ciudadanos sí las pone

R. Andalucía irá a defender sus principios, nuestra financiación, pero no a costa de la confrontación. Tendremos que escuchar a los demás. Si vamos con líneas rojas la negociación durará años y si vamos con ideologías no llegaremos a un acuerdo. Tengo que entenderme con Galicia, Murcia…

P. ¿Con Cataluña también?

R. Cataluña forma parte de España y yo tengo que escuchar sus argumentos y ellos escuchar los de los demás. Y entender que Cataluña tiene unas infraestructuras que no tienen los demás porque en su momento se apostó por ellos y toda España colaboró para que Cataluña tuviera esas infraestructuras, a lo mejor ahora es el momento para que Extremadura o Andalucía las tengan.

P. En su acuerdo sobre financiación con Ciudadanos se alude a la necesidad de una financiación que garantice la suficiencia de recursos a los Ayuntamientos. ¿Esto significa modificar la Ley Montoro?

R. Gracias a las leyes que aprobó Montoro salimos de la crisis. Aquí no se ha cumplido la regla de gasto y la ministra que ahora está en Madrid no modificó la regla de gasto. Todo es susceptible de reformarse. Pero tengamos cuidado, porque a veces se puede ejecutar, pero hay que hacerlo en inversiones que sean sostenibles. Yo podría saltarme la regla del déficit y gastar, pero entonces dejaría una herencia envenenada a los que vienen detrás, como la que yo he recibido, y yo no quiero eso. Yo aspiro a dejarla mejor.

Ingresos dudosos

Los partidos de la oposición han criticado el borrador de los presupuestos por entender que se en materia de ingresos se cuentan con cantidades que no están del todo amarras, como la devolucíón del mes 13 del IVA, o la venta de patrimonio en menos de cinco meses por importe de 320 millones de euros.

El consejero es contundente en su defensa del incremento en 1.700 millones de los ingresos: "El PSOE presupuestó 1400. Hasta allí estamos de acuerdo. En el resto estamos convencidos de que vamos a gestionar mejor los fondos europeos y los finalistas del estado. Con eso podemos justificar los casi 300 de diferencia".

Respecto de la inclusión en los cálculos de los poco más de 400 millones de la devolución del IVA también es categórico: "No solo hemos presupuestado el mes 13 de IVA, lo han hecho el resto de las CC AA, porque lo dijo la ministra. Nuestra previsión de ingresos la Airef la ha catalogado como prudente. El mes 13 no es una voluntad del Gobierno, es una obligación. Hubo un error de cálculo, pero o lo compensas con un préstamo sin intereses o rectificas una situación. El presupuesto no nos da nada".

Bravo es más cauto con respecto a que se pueda conseguir vender hasta finales de diciembre patrimonio de la Junta por valor de 320 millones. "Esta cuantía es muy complicada, pero confiamos en ella. No vamos a hacer operaciones de lease back, de vender a fondos de inversión. Tenemos patrimonio que en muchas ocasiones los Ayuntamientos nos piden ponerlos en valor. Vamos a intentar venderlo lo más rápido posible.Tenemos bienes que son de rápida venta. En la Comunidad de Madrid con un presupuesto mucho inferior al nuestro el año pasado ejecutó más de 184 millones en patrimonio, con lo cual se demuestra que se puede hacer".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >