Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubierto en Pontevedra un arsenal de armas de guerra y asalto

El doble fondo de la librería de una casa también servía de escondite de un enorme depósito de munición

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, muestra en rueda de prensa uno de los mayores arsenales de armas ilegales interceptados en Galicia.
El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, muestra en rueda de prensa uno de los mayores arsenales de armas ilegales interceptados en Galicia. EL PAÍS

Es uno de los mayores arsenales de armas ilegales de todo tipo y calibre que una operación de los servicios de información de la Guardia Civil ha evitado que terminase en manos de grupos terroristas y del crimen organizado. Parte de las 84 armas intervenidas en una vivienda de Ponteareas (Pontevedra) son idénticas a las empleadas en 2015 en el atentado de la sala Bataclan de París con casi un centenar de víctimas mortales.

En un doble fondo practicado detrás de una librería de la casa cuyo dueño ha sido detenido, los agentes descubrieron una caja fuerte con un enorme depósito de armas y munición. Las 84 armas de fuego intervenidas destacan por su especial peligrosidad, ya que diez de ellas son de guerra, además de fusiles de asalto y pistolas con ametralladora.

Estas armas tienen la capacidad para hacer fuego automático a ráfagas, y su posesión ilegal supone un riesgo máximo para la seguridad pública, según informó este martes en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Galicia Javier Losada, junto a la subdelegada en Pontevedra Maica Larriba, el general jefe de la XV Zona de la Guardia Civil, Luis Francisco Rodríguez y el teniente coronel jefe de la Comandancia de Pontevedra Manuel Touceda.

"Hoy, delincuentes y terroristas tienen menos oportunidades de hacer daño a nuestra sociedad", ha dicho Losada tras felicitar a la Guardia Civil. "Porque retirar estas armas es ganar vida", ha dicho, en alusión a últimos atentados yihadistas como el de París. El delegado del Gobierno ha explicado que esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (Picaf) de la Guardia Civil, para evitar su desvío a grupos criminales y unidades terroristas.

También ha destacado el número de armas cortas incautadas -32 pistolas y 34 revólveres- que dado su reducido tamaño y facilidad de ocultación son las más demandadas y utilizadas por grupos de delincuencia organizada. Algunas de las armas tenían sus números de serie borrados o alterados, por lo que la investigación continúa abierta para averiguar su procedencia, aunque no se descarta que procedieran de robos o haber sido introducidas ilegalmente en España..

En la misma caja fuerte se intervinieron 3.411 cartuchos metálicos de diferentes calibres, además de numerosos cañones, cargadores y piezas fundamentales para la manipulación de armas y fabricación artesanal de munición. El hallazgo fue posible a raíz de que el Servicio de Información de la Guardia Civil detectara en marzo que un vecino de Ponteareas estaba adquiriendo a través de Internet diferentes piezas y accesorios para armas que no correspondían con las que poseía legalmente. Esta persona, que contaba con licencia de armas como tirador deportivo, estaba comprando armas de guerra.

Los investigadores hallaron hace una semana un elevado número de armas de fuego ilegales ocultas en una finca de grandes dimensiones que el detenido frecuentaba en la parroquia de Pías del municipio de Ponteareas (Pontevedra). Luego, en un registro posterior de la casa, se localizaron las armas en el doble fondo de la librería y escondidas en el garaje. Para localizarlas, fue determinante la actuación de un perro especializado en la detección de armas del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información