Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alcalde de 18 años en Arroyo de las Fraguas

El PSOE, liderado por el estudiante universitario Jaime Gutiérrez Gil, ganó las elecciones en el pequeño pueblo de Guadalajara con 14 de los 19 votos emitidos

Jaime Gutierrez Gil
El nuevo alcalde de Arroyo de los Fresnos, Jaime Gutiérrez Gil, en su domicilio.

Nunca es demasiado pronto para ser alcalde. Al menos eso es lo que debió pensar Jaime Gutiérrez Gil cuando, a sus 18 años, decidió presentarse como candidato del PSOE a la alcaldía de Arroyo de las Fraguas. Y a juzgar por los resultados obtenidos en este 26-M, estaba en lo cierto. Los socialistas, liderados por el joven candidato, han arrasado en el pequeño pueblo de Guadalajara, donde se han llevado 14 de los 19 votos emitidos en el municipio (hay 21 habitantes censados), consiguiendo dos concejales y convirtiendo a Gutiérrez en el nuevo alcalde. Durante los próximos cuatro años ambos dirigirán, junto a otra concejal de Acción Rural Guadalajara Abierta, el futuro de una localidad en la que sus vecinos viven de la ganadería y de pequeños huertos. Algo que no parece preocuparle en exceso.

“No me da vértigo. Tengo muchas ganas y buenas ideas. Creo que puedo sacar esto adelante”, asegura Gutiérrez, que cree que su juventud no será un impedimento para el desempeño de su nueva función. “Es cierto que no tengo experiencia en la Administración Pública. Al principio tendré que contar con la ayuda de los antiguos alcaldes y los concejales para que me asesoren, pero con el paso del tiempo no va a haber problemas”, abunda.

Afiliado desde hace dos años a las juventudes del PSOE, Gutiérrez no dudó a la hora de dar el paso. “La política siempre me ha gustado. Desde pequeño me interesé en cómo se gestionaba todo, cómo se tomaban las decisiones. Es algo vocacional. Cumplí los 18 años en agosto y, con las elecciones a la vuelta de la esquina, me pareció una buena idea”. Y si tenía alguna duda, la propia gente del pueblo se ocupó de disiparla. “El anterior alcalde, que también es del PSOE, fue el primero que me animó a presentarme y me ofreció ayuda. Y muchos en el pueblo también me hablaban para convencerme”, explica.

Su estreno como alcalde lo vivirá a 77 kilómetros de distancia, ya que reside en Azuqueca de Henares. “Arroyo de las Fraguas es el lugar donde veraneo, donde paso mis vacaciones, pero no donde vivo”, cuenta sobre el pueblo, en el que todavía quedan algunas fraguas y hornos de los que dieron nombre al municipio entre las casas típicas hechas de piedra y adobe con tejado de pizarra. Lo compaginará con los estudios de Administración de Empresas y Derecho, que realiza en la Universidad de Alcalá de Henares desde el pasado septiembre: “No creo que haya problemas. Al ser un pueblo pequeño, las gestiones son escasas. Tendré que subir a las reuniones, a los plenos… Pero suelen ser por las mañanas y mis clases son por la tarde”.

Mientras se acostumbra a su nuevo cargo, Gutiérrez ya piensa en cómo dar forma a las ideas que tiene en mente. “En el pueblo tenemos el mismo problema que está afectando a muchos territorios de España: la despoblación. Y tenemos que ver cómo luchar contra esto. Por ejemplo, tenemos un bar que no está en funcionamiento. Podríamos ofrecer una vivienda que es propiedad del Ayuntamiento a quién se ofreciera a llevarlo”, argumenta.

Eso sí, todo sin perder la perspectiva. “Esto me lo tomo más como un hobbie. Pero en un futuro no descarto dedicarme a la política de forma profesional”, reflexiona. “Antes me gustaría acabar la carrera, conseguir un trabajo como abogado, por ejemplo, y después ya veremos. Es una posibilidad”, concluye.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información